Protector solar

Todos somos conscientes de la importancia de utilizar protector solar, además de las enfermedades que puede causar el abuso inadecuado del sol, también debemos saber que por alguna razón cada vez son más nocivos los rayos solares para nuestra piel, muchos nos hemos dado cuenta que de unos años hasta ahora tenemos alergias en la piel que antes no teníamos, y que si somos conscientes de la aparición de esos brotes de alergia, se suelen dar en momentos de mayor exposición solar.

Últimamente vemos por todos lados como nos recalcan la importancia de la protección solar, incluso han sacado al mercado ropa y sombrillas con protección total, con esto no es que nos quieran asustar, pero se sabe que el abuso irresponsable del sol puede ser muy perjudicial para nosotros.

También es verdad que el sol es totalmente necesario para nuestras vidas, nos beneficiamos de él para que nuestro cuerpo asimile mejor la vitamina D, favorece la creación de melanina, e incluso es necesario para mejorar nuestro estado de ánimo. Pero eso sí, si bien sabemos todos los consejos que tenemos que tomar, vamos a intentar llevarlos a la práctica:

– No tomar el sol en las horas más perjudiciales que son de 12 a 16 horas.

– Beber agua abundante durante las horas de exposición.

– Utilizar ropa clara y  proteger la cabeza para evitar golpes de calor.

– Y sobre todo… utilizar protector solar! En verano no solo es recomendable en las horas de exposición al sol, si no ya desde la mañana antes de salir de casa, e incrementar el índice de protección al máximo, personalmente no bajaría de factor 30 en ningún caso. Para los casos de pieles sensibles, recomiendo un preparado casero para después de la exposición solar: el aceite de hipérico ó hierba de san juan, sus propiedades son calmantes para la piel y ejercen un efecto balsámico sobre las pieles con un exceso de sol (también se utiliza este preparado para otras quemaduras producidas en la piel). Para prepararlo utilizamos una taza de flores secas de hierba de san juan y 1 litro de aceite de oliva, se ponen las flores en una botella y se cubren con el aceite, se deja macerar en un lugar muy soleado durante 20 días, pasado ese tiempo, cuando el líquido tenga un color rojizo, colar la mezcla procurando exprimir las flores al pasarlo a otro recipiente. Hecho de esta manera se puede conservar el preparado hasta un año, guardándolo siempre en un lugar fresco y con poca luz.

Es una pena no haber tomado estas precauciones hace unos años, entre otras cosas porque no disponíamos de la información que tenemos ahora, recuerdo cuando para tomar el sol utilizábamos las horas más perjudiciales, las 2 de la tarde, y por si fuera poco el protector solar nos parecía algo inverosímil y lo que se utilizaba era nivea (de la caja azul) mezclada con mercromina y en otros casos aceite y vinagre en fin… auténticas barbaridades!

Dejo un vídeo que precisamente se llama “Usa protector solar”, en la vida usa protector y después dedícate a disfrutar de lo que realmente importa…

Anuncios

Publicado el 22 agosto, 2011 en BIENESTAR y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: