Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa

Tengo la necesidad de escribir esta entrada debido a que muchas veces al realizar nuestro servicio de Acompañamientos Médicos, nos encontramos con que la persona a la que hay que acompañar no encuentra la documentación ó las recetas en el momento de tener que salir hacia la consulta, normalmente a nuestros clientes con los que habitualmente nos pasaba esa circunstancia ya les hemos inculcado algún método para tener todo guardado en un mismo sitio y listo para cuando tengan que utilizarlo.

Aunque para muchos pueda parecer obvio tener la documentación personal, la medicación ó cualquier otro objeto de uso frecuente, guardado siempre en un lugar habitual, otros muchos tienen por costumbre dejarlo en cualquier lugar con la idea de devolverlo a su sitio en otro momento, lo que hace que por un posible olvido se extravíe y dé lugar a las prisas y nerviosismo que se genera cuando se necesita y no se encuentra.

Por ello, es importante guardar siempre los informes médicos junto a las recetas que se dan en cada consulta médica en un mismo lugar, e incluso la “cartilla sanitaria” guardarla junto a esa documentación. Muchos de los mayores lo suelen guardar en una caja ó en un archivador, donde se pueden separar del siguiente modo:

* Un apartado con los informes médicos (poniendo en la parte superior el último informe registrado)

* Otro apartado las recetas médicas ( una buena costumbre es grapar las recetas entregadas en cada consulta)

* En un sobre apartado la tarjeta sanitaria, así se tiene todo lo que se necesita para acudir a las consultas médicas en el mismo lugar.

También es necesario inculcarse la práctica habitual de nada más llegar a casa de la consulta, organizar toda la documentación para guardarla y no postergar para después ya que eso puede dar lugar al extravío, como se suele decir “Siembra un pensamiento y cosecharás una acción, siembre una acción y cosecharás un hábito”.

En otra entrada comentaremos también trucos para no olvidar la toma de medicación en casos de personas que viven solas y no tienen un cuidador que les ayude a administrar la dosis indicada por su médico.

Anuncios

Publicado el 29 noviembre, 2012 en CUIDADORES, TERCERA EDAD y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: