Curiosidades del sueño en la jubilación

Muchas veces hemos escuchado a gente decir que se despiertan automáticamente antes de sonar el despertador, e incluso a muchos de nosotros nos pasa, te despiertas por la mañana y antes de mirar el despertador ya sabes que dentro de unos cinco minutos va a sonar. Esto no sería tan malo si no fuera porque esa reprogramación interior también está alerta los días de descanso, aunque también hay muchos que los días festivos no se despiertan a esa hora, he de decir que aunque existen son unos privilegiados.

Otro caso muy común, es el hábito del sueño llegada la jubilación, conozco muchos casos de personas que llegada la jubilación se siguen levantando a la misma hora. Uno de los casos más curiosos que conozco es un señor que lleva seis años jubilado y se sigue despertando cada día a las 5 de la madrugada, se levanta y desayuna, tal y como lo venía haciendo durante los últimos 40 años de su vida laboral. Esta costumbre puede durar meses e incluso años, todo depende de la persona, aunque siguiendo estas buenas costumbres se puede conseguir mucho antes un buen hábito de sueño saludable:

– Levantarse y acostarse cada día a la misma hora.

– La temperatura de la habitación debe ser templada para crear un ambiente acogedor que invite al descanso, veinte grados es una temperatura recomendable.

– Utilizar la habitación solo para dormir, no para ver la televisión, y procurar que no tenga ruidos y esté ubicada en una zona tranquila de la casa.

– Evitar pensar en preocupaciones ó cosas tristes antes de acostarse, al menos una hora antes procurar centrarse en recuerdos alegres, anécdotas divertidas acontecidas durante el día, ó realizar una llamada telefónica a algún familiar ó amigo que te haga sentir bien.

– No tomar bebidas excitantes que puedan producir insomnio como pueden ser café ó los refrescos de cola por su contenido en cafeína, evitar el alcohol y el tabaco.

– Realizar algo de ejercicio físico durante el día, una buena caminata a última hora de la tarde puede tener un gran efecto en nuestro estado anímico y mejorar así nuestra calidad de sueño.

– Tomar una cena ligera, se hará mejor la digestión y no se irán a dormir con sensación de pesadez. Además ya lo dice el dicho  que para mantener la salud “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”.

Si con todo ésto aún no se consigue un buen sueño, se puede hacer uso de las infusiones siempre saludables para dormir, y si es necesario consultar al médico, pero nunca automedicarse, ya que los medicamentos para el sueño no hacen el mismo efecto en todas las personas y pueden ser un grave problema en lugar de una ayuda.

dormir1

Anuncios

Publicado el 29 diciembre, 2012 en TERCERA EDAD y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: