San Valentin y la Tercera Edad

En el día de San Valentín, muchas parejas seguramente pensarán si llegarán a mayores con el que hoy es el gran amor de su vida, evidentemente la respuesta no les puede parecer de otro modo que afirmativa. Sin embargo, si la pregunta en lugar de hacérsela a nuestros sueños se la hacemos a nuestros abuelos, seguramente por su cabeza pasará una respuesta diferente, os dirá que la base del amor duradero se forja en el día a día, en ponerse en el lugar del otro, en el respeto mutuo, en la comunicación y sobre todo en no tener miedo al amor. Posiblemente en algunos casos, de coletilla os dirán la famosa frase de los abuelos “ay si pudiera volver atrás”.

La respuesta a su “ay si pudiera volver atrás” la encontramos en las numerosas charlas que mantenemos con los mayores en nuestras visitas, les gusta rememorar antiguas vivencias, sus amores, sus penas y sus alegrías, y muchas veces nos cuentan como se casaron con la persona equivocada aún a sabiendas que por esa persona no sentían amor, simplemente se casaban porque estaban en una edad y sus compañeras se iban casando por lo que no estaba bien visto “quedarse atrás”, curiosamente esa edad casadera podía rondar los veinte años, motivo por lo que las abuelas hoy siempre dicen eso de “disfruta la juventud que ya tendrás tiempo a casarte”, sabios consejos los de nuestros abuelos ¿verdad?, no puede ser de otro modo ya que nos llevan la ventaja de toda una vida recorrida.

Otro motivo que nos dan a su vuelta atrás, es por la envidia sana que muchos sienten hacia una prima ó una conocida suya que no se casó con el primero que la sacó en el baile, si no que luchó contra viento y marea por el hombre de sus sueños, el que le declaraba cada día su mutuo amor, y juntos consiguieron traspasar las barreras del tiempo.

También nos hablan de las etapas, parece que todos llegan a la misma conclusión. En la época adolescente hasta los veinticinco años, dicen que creemos que hemos encontrado al amor de nuestra vida y nos empeñamos en casarnos muchas veces con la persona equivocada siguiendo la llamada de la revolución del primer amor, aún a sabiendas que no se tiene nada en común, ni factor que complemente, con el otro. Nos cuentan también que de los veinticinco a los treinta y cinco , si nos olvidamos del primer amor, se entra en una fase de descubrimiento, ésta vez en la búsqueda de la pareja perfecta , se buscan cosas comunes y sentimientos encontrados, pero ojo que al parecer también es la etapa marcada por el miedo, que no es otro miedo que el miedo al compromiso, a perder la libertad, a perder la rutina conocida, miedo al fracaso y el miedo a lo que pueda pasar. Sin embargo, si el miedo se deja de lado, del cual nos dicen que luego se dan cuenta que es un miedo inútil que solo provoca una pérdida de tiempo teniendo miedo al amor, y que al perder el miedo te abres al amor y descubres que la persona que te hace sentir quieres que permanezca junto a ti el resto de tu vida, que es cierto que la pasión puede volverse menos intensa con los años, pero que mientras, crece un cariño y un amor incondicional que será el fruto del amor duradero.

Y después que nos cuentan esas etapas, entonces sí nos hablan del secreto del amor duradero, primero saber que esa persona te complementa, dicen que eso lo sabes, que lo sientes dentro, y después el respeto mutuo y sobre todo la empatía, ponerse en el lugar del otro cada día, antes de discutir pararse a pensar su porqué…

alz

Anuncios

Publicado el 13 febrero, 2013 en TERCERA EDAD y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: