El momento de cuidar a nuestros padres

La gran mayoría, en algún momento de nuestras vidas nos hacemos la misma pregunta ¿qué pasará con nuestros padres cuando sean mayores?. En la mayoría de los casos genera angustia, decidimos que es mejor quitarnos esos pensamientos de nuestra cabeza y seguir con nuestras cosas, realmente es lo mejor, no hay que pensar en el futuro con angustia, todos sabemos que muchas veces las cosas no son como esperamos y quizás preocuparse hoy por si nuestros padres puedan ser dependientes, simplemente era eso una preocupación ya que posiblemente gocen de una vejez sana, equilibrada y con energía.

Bien es verdad, que en otras ocasiones la situación se puede complicar y nos encontramos de repente con la indecisión sobre qué hacer, esto se produce principalmente en un perfil muy concreto, es decir, mujeres de entre 40 y 50 años, frecuentemente con un trabajo al que acudir cada día, con bastante probabilidad de tener marido e hijos, y en circunstancias con su domicilio en otra provincia ó incluso país diferente al que viven sus padres. Es entonces, cuando las decisiones difíciles vienen encima.

Generalmente se visualizan tres posibilidades que a continuación detallaremos, pero antes hay que pensar que cualquier decisión tomada deberá ser siempre consensuada tanto por los hijos como por los padres ó persona dependiente que necesite ser cuidada.

1. Cuidar nosotros mismos de nuestros padres. Para ello sería importante (en la medida que se pueda) poder acondicionar un espacio de nuestro domicilio para ellos, muchas veces a nuestros mayores les resulta difícil perder su independencia y lo que aún es peor, muchos de ellos tienen la sensación de resultar una molestia para sus hijos. Por ello sería importante conocer sus aficiones, si sabemos que les gusta leer, intentaremos adecuar en su habitación un pequeño rincón de lectura cerca de la ventana, intentado crear independencia de algún modo de la habitación, de ese modo encontrará su rincón como su espacio de lectura y de relax. Procurar conocer sus programas de televisión favoritos y buscar con la familia un modo para que ellos puedan ver también sus programas, aunque no lo creáis hay programas semanales de sobremesa (no haré publicidad..) que para ellos son una gran compañía y disfrutan mucho con ellos. Buscar aunque estemos trabajando, momentos al día para motivarlos a salir a dar un paseo, a sentarse al sol.

2. Contratar a una empleada interna para que los acompañe. Generalmente esta opción se suele tener en cuenta en familias donde todos los miembros trabajan, cuando viven en otras provincias y sus padres no quieren abandonar su domicilio actual, ni su independencia, cuando los mayores sufren alguna dependencia para la cual necesitamos apoyo físico para su cuidado.

Para esta opción es de importancia tener en cuenta las condiciones laborales de una empleada de hogar, ya que muchas veces se intenta pagar al trabajador menos de lo que marca el convenio y eso hace que el trabajador aunque tenga apego a la persona a la que cuida, busque otro trabajo que mejore sus condiciones laborales, con el trastorno que esto puede causar tanto a la persona cuidada como a sus hijos al tener que buscar de nuevo otro trabajador.

Por otro lado, también es importante tener empatía con la persona que va a cuidar de nuestros padres (ver empatía con las empleadas de hogar), ya que cuando cuidan a una persona con dependencia por alzheimer por ejemplo, tenemos que pensar que la cuidadora puede sufrir al igual que nosotros el desgaste diario que puede producir después de todo el día su cuidado. Muchas veces hay empleadores que piensan que porque un cuidador cobra un salario que no tiene porque sufrir ese desgaste.

3. Buscar una residencia. En otros casos, la opción es buscar una residencia apropiada donde le ofrezcan una atención continuada las 24 horas, sobre todo en personas mayores con dependencia. En este caso puede ser conveniente buscar una residencia cercana a su domicilio actual, donde en algún momento dado les puedan acompañar a visitar su domicilio, donde puedan acudir sus vecinos, amigos ó familiares a visitarlo con mayor frecuencia.

Sea cual sea la opción elegida, lo más importante es pensar que ellos nos han cuidado durante muchos más años y ahora ellos necesitan ser cuidados.

ancian

Anuncios

Publicado el 17 julio, 2013 en CUIDADORES y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: