En busca de unas Felices Fiestas

Estos días muchos estamos comprobando como muchas personas dicen que en realidad lo que más desean no es que lleguen las Navidades si no que terminen cuanto antes, para muchos son fechas de recordar familiares que ya no están, otros por circunstancias están solos, luego está la crisis que hace que muchos tengan la sensación que si en la mesa no hay una comida espectacular no es una buena cena, por otro lado están las prisas, los centros comerciales y las calles se llenan de gente con prisas buscando regalos, buscando el plato de navidad al mejor precio, los atascos, los conductores pitando, la pregunta más habitual es ¿qué compro?, la verdad es que se puede convertir en una auténtica locura!, más aún si nos paramos a pensar que antes esto no era así, ó al menos no tanto, antes la gente sí tenía realmente un espíritu navideño, lo que importaba no era quien ponía la mejor comida ni quien traía el mejor regalo, si no buscar un día para intentar estar todos juntos, algo que la tecnología hizo que todos nos volvamos más independientes y más lejanos (familiarmente hablando), hemos perdido la empatía (ponernos en el lugar del otro, buscar su por qué) y esto hace que muchas cenas familiares sean incomodidades de encontrarse entre familiares que se miran mal… pero hay una forma, un elemento común que es la base de estas fiestas, y que pueden hacer que todos podamos tener unas Felices Fiestas y volver a ver las Navidades de una forma alegre y sana, son los NIÑOS!

Sí, si nos fijamos los niños son la base de estas fechas, empezando ya por el nacimiento del niño Jesús, los niños de San Idelfonso, la leche y las galletas para Papá Noel, los calcetines colgados de la puerta, el sorteo del Niño, los Reyes Magos! Creo que hasta aquí ya nos vamos dando cuenta donde queremos llegar, a la Ilusión!. La ilusión de un niño es un sentimiento que los adultos vamos perdiendo en la medida que vamos creciendo, los problemas y  las dificultades a veces hace que muchos se olviden de lo que es la ilusión, por ello estos días es el mejor momento para observar a un niño cuando le das un regalo, da igual que sean hijos, nietos, sobrinos, vecinos, incluso para quien piense que no tiene un niño cerca, sí lo hay, son los niños en centros de acogida a quienes también podemos llevar un regalo, nos van a dar todos la oportunidad de observarlos mientras abren el regalo y nos regalan su ilusión, este es el momento que tenemos para llenarnos de esa energía y aprovechar para darnos cuenta que podemos recuperar los valores perdidos, ese es el momento de pararnos y pensar que aunque muchos puedan están pasando dificultades pueden fijar metas, construir sueños, recuperar la ilusión, trabajar la empatía y fomentar el optimismo.

Os deseo unas Felices Fiestas y un próximo año cargado de sueños cumplidos “Una meta es el camino hacia un sueño manteniendo la ilusión”.

Felices Fiestas

 

Anuncios

Publicado el 25 diciembre, 2013 en BIENESTAR. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: