En busca del mejor Cuidado para mayores dependientes

Hace tiempo que quería escribir esta entrada, el motivo de pensar cada vez más sobre la necesidad de tratar este tema, no es otro que el encontrarme cada vez con mas frecuencia con familias que se condicionan más por “el que dirán” a la hora de decidir el mejor cuidado para sus mayores, hace poco escribí otra entrada para facilitar la decisión del mejor cuidado: “Decidir el Cuidado para un familiar ¿en casa o en una residencia?”, pero en esa entrada quedaba pendiente tratar ese “condicionamiento” sobre la opinión que “creemos” que puedan tener los demás sobre nuestra decisión, se puede comparar este condicionamiento con el que muchas personas tenían hasta hace poco cuando tenían algún problema de depresión o ansiedad y ni se planteaban ser tratados por un especialista en psicología porque pensaban que los demás podían pensar que podía padecer algún tipo de locura o que no era capaz de afrontar las cosas por sí mismo, gracias a dios en este sentido la sociedad esta cambiando la forma de pensar.

Todos estamos de acuerdo en buscar los medios necesarios para que las personas mayores puedan permanecer siempre o al menos el mayor tiempo posible en su domicilio. Cuando por motivos de la edad se van haciendo dependientes y necesitan ayudas para movilidad o para las tareas básicas de la vida diaria, encontramos a nuestro alcance diferentes tipos de ayudas técnicas, mejoras ante las barreras arquitectónicas, cuidadores con experiencia para ser atendidos en casa, cursos para familiares de dependientes para que ellos mismos puedan darles el mejor cuidado en casa, etc… Pero hay ocasiones en que el grado de  dependencia de estas personas mayores necesitan un cuidado continuo, y muchos familiares no están preparados física o psicológicamente para darles el cuidado que necesitan, y es aquí donde quería llegar sobre “el condicionamiento de el qué dirán”.

Seguro que la mayoría de quienes leáis esta entrada habréis pasado en algún momento por esta situación de incertidumbre ante el cuidado de un familiar dependiente, o al menos os habréis encontrado durante el consenso familiar para la toma de decisión, con algún familiar que tenía ese tipo de condicionamiento y seguro que su propuesta sería que él o ella misma puede cuidar de ese familiar dependiente y que su deber como familia es realizar ese cuidado dentro de la misma familia, hasta aquí todo me parece loable, pero cuidado, cuando aparece a relucir el “y además que dirán los vecinos” porque  dejamos su cuidado en manos de otros o porque lo llevamos a una residencia, si el motivo es ese, y si además la persona que lo va a cuidar no está preparada física ó psicologicamente para cuidar a una persona dependiente, lo más probable es que en período corto de tiempo padezca El síndrome del Cuidador, o que tenga una sensación o sentimiento bastante generalizado que en muchas reuniones de Cuidadores no profesionales reconocen haber sentido en alguna ocasión que en resumen se puede llamar: “rabia e impotencia hacia al paciente al no sentirse capaz de cuidarlo”.

Es verdad que este condicionamiento viene dado porque hace años las mujeres generalmente eran amas de casa que cuidaban de sus hijos y de las personas mayores de la familia, sin embargo actualmente lo habitual es que las mujeres también trabajen fuera de casa, por otro lado, la esperanza de vida ha aumentando más de 10 años en los últimos años, y con mayor esperanza de vida, a la vez se han triplicado enfermedades propias de la edad como pueden ser el alzheimer o la demencia senil.

Con todo esto, es necesario que la mejor forma de tomar una decisión sea siempre pensando en el bienestar y en el cuidado apropiado que necesita un familiar dependiente. Si en el domicilio no se tienen los medios necesarios para cuidar adecuadamente, contar con el servicio de un cuidador o buscar el cuidado de una residencia, no debería ser motivo para pensar que no lo estamos atendiendo correctamente, al contrario estamos buscando la forma de darle el mejor cuidado que necesita que nosotros por el motivo que sea no le podemos dar de la forma que deseamos.

Muchas veces, las familias cuando nos preguntan sobre como solicitar la ayuda de un cuidador o como buscar una residencia, casi siempre tratan de dejarnos claro por todos los medios, el motivo por el que ellos mismos no los pueden cuidar, y lo entendemos, perfectamente lo entendemos, y por ello la necesidad de dedicar al menos una entrada en el blog sobre este tema.

portada-blog-ast

 

Anuncios

Publicado el 2 marzo, 2014 en CUIDADOS y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Reblogueó esto en Mayores de Hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: