En el Día de la Mujer Trabajadora un Homenaje especial

Aprovechando que el 8 de Marzo se conmemora el Dia de la Mujer Trabajadora, quiero aprovechar este día para dedicar un homenaje especial a la Cuidadoras de Personas Dependientes, tanto si son cuidadoras de familiares como si son cuidadoras internas contratadas para el cuidado de personas dependientes, merecen un homenaje especial ya que es un trabajo duro donde los haya, un trabajo sobre el que todavía existe una minoría que piensa que el trabajo de una Cuidadora es llevadero al desempeñarlo muchas veces en su propio domicilio, nada más lejos de la realidad.

En este homenaje vamos a ver un ejemplo de lo que puede ser una rutina diaria de una Cuidadora de alguien dependiente para que todo el mundo se pueda hacer una idea de lo difícil de este trabajo, independiente que se trate de un familiar o no, el tiempo dedicado puede variar dependiendo del grado de dependencia de la persona cuidada, así como si padece alzheimer o demencia senil, que será el ejemplo que vamos a detallar:

– Una cuidadora se levanta habitualmente entre las 7 y las 8 de la mañana, será durante la primera hora del día cuando tengan tiempo para dedicarlo a su propio cuidado, aseo y desayuno, ya que pasada esa hora comienza la dedicación continua a la persona dependiente a la que cuidan.

– Sobre las 8 o las 9 empezaran preparando los enseres para el aseo y acondicionamiento de la persona cuidada así como su habitación, para lo que tendrán que realizar esfuerzo para movilizarla (y eso esperando que la persona colabore en los movimientos), prepararan el desayuno adecuado, le darán de comer utilizando toda su paciencia ya que en el caso de personas con algún tipo de demencia lo habitual es que no colaboren en el aseo ni en el momento de ser alimentados. Para todo esto ocuparan unas dos horas de la mañana.

-Seguramente la persona cuidada necesitará algún tipo de ayuda para rehabilitarse o ayuda cognitiva, como puede ser ayuda para dar un paseo o hacer ejercicio, preparar ejercicios de estimulacion cognitiva, etc, a esto ya dedicarán otra hora o mas de la mañana, en ese momento buscaran alguna manera de tener al menos dos o tres horas para realizar los quehaceres de la casa, limpieza, colada, etc, siempre sin despistar un segundo su atención de la persona cuidada, ya que un mínimo despiste puede llevar a una caída o la marcha inesperada del domicilio.

-Ya han pasado casi cinco horas de trabajo y ahora viene preparar la comida y dar de comer a la persona cuidada, hacer de nuevo cambio de pañal (que seguramente precisará) y en caso que la persona dependiente duerma la siesta, prepararla para la siesta.

– Hago mención a las horas empleadas, porque al hablar del Dia de la Mujer Trabajadora, muchas veces entendemos el trabajo por una jornada completa, ocho horas diarias, para después disponer el resto del día para nosotros mismos, como vemos en el caso de las Cuidadoras hasta ahora llevamos ya casi las ocho horas completadas y todavía nos queda el resto del día, después de la siesta toca de nuevo apoyo en estimulación cognitiva, un paseo para ayudar a movilizar a la persona cuidada, etc,

– La hora de la cena también necesita ayuda para dar de comer, de nuevo aseo, y puede que sobre las 9 o 10 de la noche, después de estar desde las 8 de la mañana no solo realizando trabajo si no en una atención y dedicación continua para evitar el menor despiste, es cuando pueden acostar a la persona dependiente y poder contar un momento de respiro para descansar, pero, tampoco es siempre así, los cuidadores de personas con alzheimer o demencia senil, puede que tengan una noche también sin descanso, porque no debemos olvidar que habitualmente, en casi todos los trabajos, realizas una jornada completa que suele ser de ocho horas y después nos vamos a nuestras casas a descansar o a aprovechar nuestro propio tiempo, pero los cuidadores después de terminar a las 10 de la noche, en el caso de cuidados de alzheimer se pueden pasar casi sin dormir, en muchas ocasiones la medicación para favorecer el descanso nocturno de este tipo de dependientes no suele ser efectivo.

– Todo esto puede hace que los Cuidadores desarrollen su propia enfermedad propia de este trabajo, es “El Síndrome del Cuidador” (ver aquí), y muchas veces no tienen tampoco tiempo de acudir a talleres o reuniones organizadas por los Servicios Sociales de sus Ayuntamientos para tratar de darles apoyo, un modo de hacer este trabajo más llevadero es seguir estas pautas: “Cuando Somos Cuidadores” (ver aquí).

Y ya por último, decir que aunque esta entrada la hemos dedicado a las mujeres Cuidadores aprovechando el Día de la Mujer Trabajadora, decir que este trabajo también lo desempeñan muchos hombres aunque generalmente es bien sabido que es más habitual que sea realizado por mujeres, pero os sorprendería la cantidad de casos de hombres cuidadores que cuidan a sus esposas dependientes y la forma tan grande que tienen de hacerlo, algún día espero recopilar alguno de esos casos y compartirlo con vosotros.

cuidid

Anuncios

Publicado el 7 marzo, 2014 en CUIDADORES y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: