El estrés y la ansiedad se duplica en Navidad

Resulta curioso que aunque la imagen que vende la Navidad, es una imagen de paz, sonrisas y felicidad, las calles llenas de luces de colores, música navideña, llamadas y mensajes de felicitación con muestras de cariño y sin embargo…las estadísticas dicen que la Navidad aumenta el estrés y la ansiedad un 50%, entonces si todo debería ser paz y felicidad ¿porqué las estadísticas demuestran lo contrario? vamos a ver las 5 razones principales que parecen ser el motivo de este aumento de estrés en estas fechas:

1. La primera y principal causa que ha duplicado la estadística en los últimos años, es la crisis, los problemas económicos parecen ser la base de todos los bajos  ánimos, seguida de los compromisos familiares que en muchas ocasiones se enfrentan al disimulo y a forzar el saber estar ante familiares con los que se mantienen relaciones tensas.

2. La Navidad es un escaparate de regalos, todos sabemos que los regalos sin navidad o viceversa no sería lo mismo, papá noel, reyes, un detalle para el anfitrión de las cenas o las comidas, etc…regalos y más regalos que hunden nuestra economía y aumentan nuestros pesimismo…el símbolo del dólar se instala en nuestra retina hasta la llegada de la cuesta de enero.

3. Los compromisos sociales, durante estas fechas los compromisos de cenas y reuniones se multiplican, cenas de empresa, de amigos de la pandilla, de amigos que están fuera y vuelven a casa por navidad, de la asociación con la que colaboras, con los primos, de la peña de la lotería, y todas las que se os puedan ocurrir, pero ¿cómo vas a decir que no si todos van?, tanto número en la cabeza dispara el estrés y la ansiedad ¿quitar presupuesto para regalos para poder ir a todas las cenas o ir a menos cenas e invertir en regalos más bonitos?

4. Compaginar trabajo con los quehaceres de Navidad, sobre todo para las mujeres es un estrés continuo desde que se levantan hasta que se acuestan, si ya les cuesta compaginar su día a día, en navidad se requetemultiplica buscando horas donde no las hay, preparar los ensayos de navidad de las obras del colegio de sus hijos, comprar regalos, organizar menús, preparar comidas y encima en muchos trabajos hay que preparar los cierres de empresa, vamos que no quedan horas y el estrés se instala en nuestros agotados cuerpos.

5. Las cenas y comidas familiares compartiendo mesa y mantel cuando entre algunos familiares la tensión se corta con un cuchillo, y no solo la incomodidad es para los que tienen alguna rencilla acumulada, si no para el resto de familiares que tienen que pasar la noche midiendo sus palabras para no crear malentendidos que lleven a una incómoda polémica. A esto hay que sumar la sensación de “silla vacía” cuando en la mesa falta alguien y la tensión si no se enfoca desde la serenidad puede hacer más difícil la situación.

Estas suelen ser las 5 causas más habituales que hacen que las navidades para muchos no sean tan bonitas e ideales como las pintan, pero cambiando la forma de enfocar las navidades y cambiando nuestra actitud hacia ellas podemos volver a sentir la navidad como “unas felices fiestas” ¿cómo?

Pues sobre todo en aprender a organizarse, muchas de las cenas de compromiso social se pueden hablar para convertirlas en pequeñas reuniones en torno a un café o un vino, de este modo ganas horas y ahorras dinero. En cuanto a los regalos, la mayoría de las veces se agradecen más los pequeños detalles que un regalo valioso, el sentimiento en los regalos de navidad es más importante que su precio. Antes de empezar a hacer las compras de navidad, hacer una lista con el presupuesto que se va a dedicar a la navidad y a partir de él hacer listas con el importe designado a regalos y a quienes se va a regalar, así como elaborar un menú previo y reflejar en esa lista el dinero que se va a dedicar a comidas teniendo en cuenta ese presupuesto. Si en la cena hay algún miembro de la familia con el que se tenga algún asunto sin resolver, ir con el propósito de resolverlo y si no se puede salir de casa con la certeza de “no entrar al trapo”, de este modo la comida será más agradable para ti y para el resto de familiares. Y por último planificar cada día con antelación para poder compaginar las horas del día, trabajo y navidad, y sobre todo poner una hora límite al día para relajarse y esperar la hora de ir a dormir para descansar.

Y ahora sí, Felices Fiestas!

estr2snavi

 

Anuncios

Publicado el 26 diciembre, 2014 en BIENESTAR. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: