La empatía y las empleadas de hogar (III)

Que en pleno Siglo XXI sea necesario explicar o dar a entender “La Empatía y las Empleadas de Hogar” resulta un tanto extraño y aún más cuando esta es la tercera entrada que se dedica en el blog a hablar sobre este tema, para la mayoría resulta evidente: “La empatía, consiste en ponerse en lugar de el otro, o lo que es lo mismo que harías tú como persona si te ves en la situación encomendada a otra persona”.

En esta tercera entrada sobre la empatía y las empleadas de hogar, quiero hacer referencia a dos situaciones que se dan muy frecuentemente, aunque a muchos os pueda parecer extraño o desconsiderado:

1.Empleadas de hogar que no duermen. Sinceramente no conocemos ninguna, ni creo que las haya porque resulta algo tan poco saludable que pocas personas humanas lo podrían resistir, el cuerpo humano está diseñado para poder funcionar con sus horas de descanso, y al menos 8 horas consecutivas. En el caso de empleadas de hogar internas, aunque conviven en el domicilio donde trabajan, les corresponden 12 horas consecutivas entre el fin de jornada y el inicio de la siguiente, bien es verdad que puede haber días que cuando cuidan a una persona y ésta se siente indispuesta alguna noche, la empleada puede pasar alguna noche difícil de sueño, pero cuando esta situación se repita día tras día, evidentemente el cuerpo “rompe” y los síntomas son claros, aparece el “Síndrome del Cuidador” (ver aquí)

Muchos empleadores cuando les proponen las empleadas que cuando “la noche en vela” se vuelve un hábito, que puedan dormir durante el día..la respuesta suele ser que se tomen las 2 horas de descanso que les corresponden para dormir, sobran las explicaciones: “Empatía”.

2.Empleadas de hogar que no disfrutan de su descanso semanal. Cualquiera de nosotros si tuviera que acudir a una entrevista de trabajo y llega el momento de tratar las condiciones laborales y te dicen que aunque el trabajo es interno (y ya sabes que según convenio tienes que convivir allí y te corresponden 36 horas de descanso) te dicen que “descanso semanal no” porque el trabajo es interno, es decir tienes que estar disponible las 24 horas al día durante los 7 días a la semana, día tras día, y hasta que el cuerpo aguante, seguramente diríamos que no…pero si lo haces, seguramente y una vez más, aparece el “Síndrome del Cuidador” (ver aquí)

Muchos empleadores tratan que la empleada que contratan para cuidar una persona mayor, no descansen las horas que les corresponden, siempre digo lo mismo, puede que encuentren a alguien, pero la empleada que acepte esas condiciones siempre será por necesidad urgente, y seguramente se pasará el tiempo que esté trabajando en ese domicilio buscando intensamente otro trabajo que le ofrezca al menos un día de descanso semanal, una vez más sobran más explicaciones: “Empatía”.

En los siguientes enlaces, están las dos entradas anteriores sobre la empatía y las empleadas de hogar:

– La empatía y las empleadas de hogar (I)

-La empatía y las empleadas de hogar (II)

dorm0ir

Anuncios

Publicado el 13 marzo, 2015 en EMPLEADAS DE HOGAR. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: