Los abuelos golondrina

Muchas personas mayores conviven por temporadas distribuidas entre los domicilios de sus hijos, es habitual encontrar acuerdos familiares donde los abuelos pasan temporadas de 3 o 6 meses en cada domicilio, y durante ese tiempo cada hijo hace de cuidador durante el período que le corresponde. Este tipo de cuidado puede causar problemas de desorientación, de adaptación y desarraigo a las personas mayores.

Generalmente las personas mayores que reciben este tipo de cuidado, son personas que vivían solas en su propio domicilio de forma autómata y siendo dueñas de su propia casa con la libertad que eso les concedía. Sin embargo, con la edad y la aparición de algún trastorno que les causara alguna dependencia, les inclinaba a decidir su cuidado, generalmente se decide entre encontrarle un cuidador en su propio domicilio, en una residencia, o como en este caso, repartir el cuidado por temporadas entre sus hijos.

Suele ser bastante habitual que las personas mayores que reciben este cuidado, lleven esta situación de forma bastante resignada y acepten la situación sin dar indicios de preferencias por una u otra vivienda, pero es obvio que como todos tendrán una preferencia de alojamiento.  Puede ser que en cada domicilio convivan diferentes miembros de cada familia y quizás mantenga mejor comunicación con los miembros de una familia u otra, puede ser que en alguno de los barrios cuente con vínculos amistosos con los que no cuenta en el otro o con zonas de ocio como parques, cafeterías, etc, que le hagan sentirse agusto.

Para evitar causarles mayor trastorno, es aconsejable seguir unas pautas que no le hagan sufrir tanto estos cambios de domicilio:

-Procurar que las temporadas de estancia se alarguen el máximo tiempo posible, 6 meses siempre es mejor que 3 meses, esto hace que el período de adaptación entre una vivienda y otra no sea tan frecuente, así como el período de pensar que en breve tendrá que hacer de nuevo las maletas para cambiar de domicilio.

Facilitar en cada una de las viviendas un lugar propio, donde puede pasar sus momentos de desconexión, muchas veces estos mayores, sienten que son una molestia y se sienten más cómodos cuando disponen de un lugar propio para leer, ver tv, etc.., para ello procurar que tengan tv propio en su habitación o en una habitación independiente así como un sofá con una mesilla como rincón de lectura u ocio.

-Dejar que realice alguna tarea en casa o colabore, siempre que su salud se lo permita y así lo desee, ya que eso le sentirá sentirse integrado.

-Tener siempre consigo un informe médico actualizado para evitar la polimedicación, es importante actualizar ese informe cada vez que se acuda a una consulta médica en el caso que le cambien la medicación. También podéis utilizar como orientación este planning de medicación que podéis descargar Aquí.

Estas pautas harán que esos cambios sean más llevaderos y la convivencia sea más cómoda para todos.

alz

Anuncios

Publicado el 25 junio, 2015 en CUIDADORES, CUIDADOS y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: