Jornada de reflexión ¿somos una sociedad empática o justa?

Comparto en esta entrada una jornada de reflexión tras un cúmulo de anécdotas en el último mes que me llevan a pensar sobre la práctica de la empatía del conjunto de la sociedad  en sí, de nosotros mismos, si nos consideramos socialmente justos y si lo que criticamos de la sociedad lo contribuimos nosotros mismos,… y a reflexionar mucho más allá..al conectar con el botón que te dice “click, para, ¿merece la pena?”

Quienes conocen mi blog o quien me conoce laboralmente, sabe  que siempre utilizo mucho la palabra empatía, incluso quien tiene nuestra guía se hace referencia a ella, he de decir que creo que la empatía es  una virtud que todos tenemos y viene en nuestro conjunto, pero que por circunstancias en algún momento del camino la perdemos, tu, yo, cualquiera de nosotros seguramente en algún momento la perdimos y en nosotros está pararse a recuperarla porque considero que es el mejor don que la naturaleza nos ha dado.

Esto no quiere decir que “ponerse en el lugar del otro para entender su por qué” (empatía), no quiere decir que haya que aceptar el parecer del otro, si no al contrario, trata de por un momento imaginarte como receptor de tu propuesta y que fueras tu quien la recibe (os puede sorprender como las percepciones cambian!), y después sopesar ambas partes llegar a un acuerdo sin agravios.

Siempre nos encontramos a nosotros mismos juzgando los salarios precarios, las jornadas laborales abusivas sin cobrar horas extra, los trabajos en B y como nos afectan a los que pagamos impuestos, juzgando a los políticos, a los banqueros, a…¿y si nos miramos nuestro propio ombligo?

Desde que entendí la función y la necesidad de la empatía, mi trabajo consiste en mediar, escuchar ambas partes, y a cada una comentarle lo que es y lo que no es justo, al menos, lo que entra dentro del convenio!…luego ya lo que es moralmente justo es problema de cada uno.

Por ello hay opiniones y respuestas para todos, al igual que a los empleadores se les pide que tienen que respetar el salario mínimo interprofesional y a partir de ahí hablamos, también los trabajadores tienen que entender que la mayoría de las veces los empleadores pueden considerar oportuno una subida salarial a la pactada en la entrevista, al ver su valía y su respuesta laboral acorde a  sus necesidades.

-Os propongo esta encuesta para descubrir vosotros mismos vuestro nivel de empatía, según estés en un caso o en el otro:

Importante! para hacer esta encuesta se necesita ser imparcial y centrarse en cada uno de los tres casos, sin centrarse en ninguno de ellos en concreto, se trata de responder ¿qué harías tú en cada caso?

  • Primer caso:

    1.Tienes una entrevista laboral, en ella te dicen que aunque el trabajo hay que estar presencialmente 8 horas, que hay poco trabajo que hacer…como estar sentado y pendiente de una persona dependiente durante 8 horas (eso según el grado de empatía, algunos consideran “nada que hacer” y otros considerarán horas de trabajo), y por ello te pagarán menos del salario mínimo interprofesional…

1.A) Aceptas el trabajo, consideras normal cobrar menos porque hay poco trabajo.

1.B) No aceptas el trabajo, consideras que un trabajo sea físico o no, son 8 horas de tu tiempo que estas ocupando en realizar una tarea para otro.

1.C) Lo piensas.

     2. En la entrevista laboral, te dicen que te pagan el salario mínimo interprofesional, para 8 diarias que para el 2015 son 757€ con pagas incluídas, pero para redondear lo ponen en 750€?

2.A) Ni siquiera consideras que hayan rodeado a la baja, es normal.

2.B) Consideras que puestos a redondear, mejor redondear 3€ al alza.

    3. Vistas y en referencia a las preguntas 1 y 2, en la entrevista consideras conveniente negociar un poco el salario (más cuando ves que se redondea a la baja)..

3.A) No te atreves por miedo a que no te cojan, más adelante cuando demuestres tu trabajo lo pedirás.

3.B) Le comentas tus dudas sobre el salario, crees que el convenio te permite más salario y lo consultas clara y sinceramente.

3.C) No lo preguntas, lo ves todo estupendo, después de todo solo quieres trabajar sin pararte a pensar en las condiciones laborales.

  • Ahora vamos al segundo caso, el caso contrario :

    1. Haces una entrevista de trabajo y después de comentar las condiciones laborales (Salario) llegáis a un acuerdo y comenzáis la relación laboral, aunque interiormente no estás muy convencido (y erróneamente no lo dices)

1.A) A los 2 días de empezar a trabajar, comienzas a lanzar señales continuas al empleador quejándote del salario, creyendo que ese modo es lógico para que  te suba el sueldo.

1.B) Desempeñas tu trabajo, realizando correctamente las tareas encomendadas, y si ves que están a gusto, les comentas la posibilidad de una subida salarial al haber comprobando tu valía y considerando sus posibilidades.

    2. Haces una entrevista de trabajo y después de comentar las condiciones laborales (Horario) llegáis a un acuerdo y comenzáis la relación laboral. aunque interiormente no estás muy convencido (y erróneamente no lo dices)

2.A) A los pocos días de comenzar a trabajar y después de tener acordado un horario, empiezas a pedir horas de tu horario laboral que no se ajustan al horario convenido (para asuntos propios)

2.B) De repente un día necesitas horas para un asunto propio, calculas todo lo que tengas que arreglar en ese horario para pedir un solo día que te descontarán de tu salario o buscas el modo que alguien lo pueda hacer por ti.

  • Ahora vamos al tercer y último caso:

    1. Necesitas contratar una empleada para tu hogar, y después de averiguar su convenio y condiciones laborales. En la entrevista sobre su salario:

1.A) Consideras que el salario es excesivo y tratas de redondear a la baja.

1.B) Consideras que el salario es el que marca el convenio y te ajustas a él, pero en caso de redondear consideras justo hacerlo 3€ hacia arriba y así empezar de un modo más loable la relación laboral.

1.C) Haces como que no conoces el convenio y si piden menos aceptas y si piden más lo bajas al mínimo interprofesional

    2. Necesitas contratar una empleada para tu hogar, y después de averiguar su convenio y condiciones laborales. En la entrevista sobre el horario:

2.A) Consideras que las horas presenciales que trabaja no tienen consideración en relación al trabajo físico que realiza y tratas de pagarle menos de convenio.

2.B) Consideras que las horas presenciales que trabaja son las que fija el convenio y por ello lo consideras justo.

2.C) Haces como que no conoces el convenio e intentas que trabaje más horas diarias de las que marca el convenio.

¿La valoración del test? Está claro cuán empático y justo es la mayoría de A, o en tal caso la mayoría de B.., y ay la mayoría de C…

Sin tí0tulo

Anuncios

Publicado el 1 agosto, 2015 en BIENESTAR. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Merce Suárez

    y luego la gente cree k así vamos a salir de la crisis!!? Voy a resumir, para el caso 1..mi tiempo vale dinero y si estoy sentada me aburro! rendondear el sueldo a la baja??voy a redondear yo también mi trabajo a la baja a ver que opina?? (flipo) ¿k pais estamos k no se puede negociar el salario, m lo repites?
    Para el 2..las 2 la b, lógico. y para el caso 3..hacerse el longuis “tipica picaresca española” oye ¿esto es real?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: