Conseguir objetivos con la ley de la atracción

Aprovechando el domingo y para la mayoría es tiempo de relax y desconexión, quiero aprovechar para hacer una entrada más distendida y hacer una reflexión sobre la famosa “Ley de la atracción”, he de reconocer que la idea de escribir sobre esta entrada es porque precisamente, y seguramente como a la mayoría, estos últimos días llegan a mí y casi sin buscarlos, lecturas y anécdotas relacionadas con esta ley, puede que consciente o inconscientemente, quizá sin darnos cuenta la mayoría aprovechamos esos pequeños momentos de relax para que los ecos de la ley de la atracción calen en nuestra mente.

Hace ya unos cuantos años, el libro “The Secret” de Rhonda Byrne, hizo una importante aparición que consiguió que todos habláramos de él, unos pensando que era imposible, otros pensando que quizá y otros pensando que era totalmente posible…Recuerdo que compré el libro e incluso estuvo en la mesilla de noche durante mucho tiempo, así como con mis compañeras de trabajo nos devanábamos los sesos después de leerlo, y ahora ¿cómo se consigue?. Recuerdo una parte del libro, donde alguien decía que utilizaba los principios de esta ley para conseguir aparcamiento donde quería…lo puse en prueba una y otra vez como quien intenta doblar una cuchara…pero creo que si lo encontré solo pudo ser fruto de la casualidad (1 entre 10).

Sin embargo, y echando la mente atrás hay muchas cosas que sí conseguimos, quizá si quieres una cosa hoy, un trabajo, vivir en algún sitio concreto, lo más seguro que no lo tengas mañana..pero de repente un día te das cuenta que ahí lo tienes, cuando menos lo esperabas…parece ser que esto se consigue porque para ello hay que hacer la atracción fluir sin que sea una obsesión, y por eso hoy de lo que se habla es de el “Mindfulness” o “Movimiento Slow” (atención plena), a la mayoría también nos da por pensar “como si fuera tan fácil!”, la vida que llevamos llena de prisas, sin tiempo para comer, etc.. nos parece imposible, pero lo que está claro es que al menos hay que intentarlo.

Pero después de esta conclusión sobre la Ley de la Atracción, a lo que quiero llegar, es a encontrar en las vidas de las personas mayores más cercanas, qué opinión les podía dar esta ley teniendo en cuenta la experiencia de sus propias vidas, la respuesta a la mayoría os puede sonar…¿quién no escuchó decir a personas mayores eso de “ay si yo volviera atrás y tuviera tu edad”?… la mayoría coincide que no tuvo logros porque no tuvo objetivos, se puede decir que en aquellos tiempos se les educaba para tener una vida ordenada, en los hombres trabajar sin cesar para alimentar a la familia y las mujeres cuidar la familia y los menesteres del hogar, sin tener tiempo ni para preocuparse por sus propias necesidades personales, por ello de mayores, cuando hablamos con ellos, siempre nos recuerdan la importancia de ser uno mismo, cuidarte, disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, vivir el presente, no depender de la aprobación de los demás, tener objetivos, y un largo etc..que termina con un “ay, si yo volviera atrás y tuviera tu edad”

Conclusión: quizá la ley de la atracción se basa en tener objetivos y dejar fluir hasta que se consigan, muchas veces igual no son del mismo modo que imaginamos un día, y cuando llegan, nuestros objetivos ya pueden ser distintos, pero al menos durante el camino, intentamos aprovechar lo más positivamente cada momento.

respirar

Anuncios

Publicado el 3 agosto, 2015 en BIENESTAR y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: