Analizando el aumento del Síndrome Postvacacional y consejos para prevenirlo

El Síndrome Postvacacional es un estado de estrés que aparece al retomar la actividad laboral después de un período vacacional, en el cual nuestro ritmo de vida cambia y se aproxima más a las formas de vida que más nos gustan.

-¿Por qué en los últimos años se habla más del Síndrome Postvacacional? A muchas personas mayores eso del estrés postvacacional les suena raro e incluso les extraña que en los últimos años tanta gente tenga que incluso llegar a tomar medicación para superar la vuelta al trabajo, pero esto tiene un por qué:

1.Parece ser que uno de los motivos que lleva al crecimiento de este síndrome, es la precariedad laboral, en los últimos años estamos viendo como muchas personas pierden su puesto de trabajo después de varios años y tienen que comenzar nuevos trabajos que nada tienen que ver con sus profesiones o con sus gustos, porque la necesidad se impone y es difícil elegir.

Por ello el regreso de las vacaciones hacia un puesto de trabajo que no tiene absolutamente nada que ver con tus preferencias y que te hace recordar el momento en que has perdido un anterior trabajo que te satisfacía, es hasta lógico que sea un motivo de estrés. Para ello, seguir unas pautas para desconectar y afrontar con nuevos energías el nuevo período laboral.

2.Otro motivo también agudizado por la crisis, es la dificultad que muchas personas tienen para poder salir de vacaciones fuera, los gastos familiares en muchos casos se han duplicado y los salarios sin embargo no han crecido a la par, esto hace que al pasar su período vacacional cerca de su trabajo habitual le haga recordar su rutina diaria y no desconecte adecuadamente.

-¿Qué se puede hacer para afrontar y prevenir el Síndrome Postvacacional?

1.Desconectar, lo más importante es plantearte firmemente no pensar en el trabajo para poder desviar la mente de los problemas laborales, aunque muchos jefes esta parte no la entiendan…creo que es hora que se den cuenta que esa desconexión es necesaria y que no la vean como un desapego o falta de dedicación del trabajador hacia su trabajo, es salud, la cual es necesaria para que el trabajador desempeñe correctamente su trabajo durante el resto del año, cosa que dicho de paso influirá positivamente en la calidad de su servicio.

2.Mantener los biorritmos regulados con hábitos de horarios similiares al resto del año, aunque algún día se trasnoche o a muchos les guste dormir la mañana, intentar levantarse a una hora parecida, en este caso siempre para dar un paseo, leer, salir a comprar el pan o hacer cualquier actividad placentera. De este modo en el momento de empezar la rutina laboral, el hecho de volver a madrugar nos afectará menos.

3.Organizarse y mantener buenos hábitos vacacionales también durante el resto del año. En la medida que se pueda seguir con una pequeña siesta, hacer deporte, salir a caminar después del trabajo y si puede salir por algún parque o senda mejor que mejor.

4.Visualizar y plantearnos los días previos al regreso, hacer deporte y llevar una alimentación sana nada más regresar, es una forma de cambiar el chip para que la decisión de cuidarnos nos refuerce nuestro estado mental para afrontar la rutina que se avecina.

5.En el caso de no poder marchar de viaje fuera, seguro que en tu lugar de residencia hay montones de sitios que no conoces y que tanto te han hablado de ellos, puedes programar los días en torno a algún sitio que vayas a visitar, por ejemplo, si haces una ruta por algún lugar, infórmate que más cosas se pueden ver por esa zona o dónde recomiendan comer bien, de este modo aprovechas el desplazamiento para ahorrar gasolina y tiempo, disfrutando de un día completo.

6.Volver al pueblo de vacaciones, para muchos parece impensable dejar de disfrutar de un buen viaje turístico para ir de vacaciones al pueblo, sin embargo, quienes lo están volviendo a hacer de nuevo, se encuentran que es una gran ventaja, desconectan mejor por aprovechar auténticos momentos de relax (paseos por la naturaleza, terracitas con viejos amigos, fiestas locales donde comparten con gente que hace años que no ven, siestas, etc..), y se olvidan de las prisas que suponen los viajes organizados, madrugar para coger un transporte para ver algún lugar, buscar donde comer, caminar para ver museos, o para los que prefieran playa..luchar por un trozo de arena para poner tu toalla y rezar para que no te tiren contínuamente arena al pasar.

Estos son algunos consejos, pero sobre todo, aceptarlo incluso desde antes de marchar de vacaciones y aprender estrategias para desviar tu mente de pensamientos relacionados con la vuelta al trabajo durante las vacaciones.

respirar

 

Anuncios

Publicado el 30 agosto, 2015 en BIENESTAR y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: