Las Residencias Públicas y la Ley de Dependencia

Estos últimos días es noticia diaria la deuda acumulada de muchos usuarios de geriátricos, que tras su fallecimiento abocan la deuda a sus familiares, la causa el desconocimiento real de la Ley de Dependencia.

Y la pregunta que muchos nos hacemos ¿por qué nadie les informó?

Una respuesta que me sorprende y sin embargo parece ser que a muchos les dieron en su día, es que pueden consultar las bases en el BOPA, vale, de acuerdo, es cierto, allí aparece la disposición sobre “Decreto 144/2010, de 24 de noviembre, por el que se establecen los precios públicos correspondientes a determinados servicios sociales especializados.” y que podéis consultar aquí: “Boletín Nº 281 del sábado 4 de diciembre de 2010”

Pero no me parece ésta una respuesta lógica ni apropiada, ya que si hacemos una estadística de las personas que se mueven a diario por internet y que serían capaces de encontrar esa disposición de forma rápida y aún más después de “leer la parrafada”..entender qué quiere realmente decir (aunque se pueda deducir), es una estadística muy baja.

El problema se hubiera evitado, si las cosas se hubieran hecho como se debieron hacer desde el principio, de una forma lógica y clara. Cuando una familia decide solicitar una “plaza del ERA” y sigue los pasos recomendados para optar a ella, el primero acudir a los servicios sociales, allí ya le deberían explicar de forma clara y concisa, tan clara que cualquiera lo pueda entender, algo tan simple y haciendo un breve resumen como puede ser:

“Primero haremos una valoración de la persona usuaria que solicita la plaza, para valorar su grado de dependencia. Se necesitará un informe de sus bienes y patrimonio, y respecto a eso se hará un posterior cálculo del  coste de su plaza. Si su pensión es reducida, se le dejará un porcentaje para sus gastos ordinarios, pero a su fallecimiento y teniendo en cuenta ese informe de patrimonio anteriormente mencionado, esos bienes se considerarán como pago a cuenta de la deuda acumulada”

Creo que si con esas breve brevísima información inicial, hoy no habría cientos de personas en Asturias ante esa sorpresa que muchos no podrán pagar y encima por desconocimiento.

Espero que esto sirva para que a partir de ahora, la Ley de la Dependencia se gestione como debe ser, que cada caso sea tratado de forma individual, se abra un archivo personalizado de cada usuario de la Ley de Dependencia y que cada familiar pueda consultar en cualquier momento si hay una deuda acumulada o si está todo el pago al corriente. Y que al fallecimiento de la persona, se le entregue a la familia un informe a modo de liquidación, del coste que supuso su estancia en ese centro geriátrico. Quizá se necesite un nuevo programa informático para gestionar ese cálculo, pero algo tan simple como eso hubiera evitado todas estas sorpresas.

leydependencia

Anuncios

Publicado el 7 marzo, 2016 en TERCERA EDAD. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: