Seguridad vial, paso de peatones y Tercera edad

Respetar las normas de seguridad vial como peatones es algo que todos conocemos pero que en ocasiones no siempre ponemos en práctica, y lo sabemos, a veces por prisa nos arriesgamos a cruzar en algún punto sin señalizar y otras imprudencias que sin darnos cuenta ponen en peligro no solo a nosotros mismos sino también a los conductores que en esos casos tienen preferencia de paso. Así es que en estos casos nos toca auto concienciarnos y pensar dos veces antes de cruzar en un lugar no señalizado, haciendo así de una actitud un hábito.

Pero, es en el caso de las personas mayores donde más sorprenden estas imprudencias, y es que todos presenciamos en alguna ocasión como una persona mayor con dificultad para caminar cruzaba en algún punto no señalizado e incluso en zonas de difícil visibilidad, y lo que es peor, incluso vimos que en ocasiones lo hacen incluso sin mirar!

Os puedo contar que en el último mes me he propuesto fijarme un poco más en estas situaciones para elaborar mi propia estadística, y la realidad fue que me encontré casi a diario con alguna imprudencia de seguridad vial por parte de ancianos con reducida movilidad, pero voy a destacar dos de ellas como las más significativas, que incluso hizo que las personas que lo presenciaron dieran un toque de atención, eso sí a modo consejo y carácter respetuoso, a la persona mayor que realiza la imprudencia:

1.Cruzar de repente detrás de un coche que está estacionando marcha atrás. Sólo fueron unas décimas de segundo de esas en que lo ves venir…Circulando por una vía de doble sentido en casco urbano y con zonas de aparcamiento en línea a ambos lados, el coche que circula delante lo hace con lentitud porque se deduce está buscando donde estacionar y encuentra un hueco, da un poco hacia delante para posicionarse para maniobrar, pone la marcha atrás y el coche que va detrás se para a una distancia prudencial para permitir la maniobra de aparcamiento a ese coche..es entonces cuando aparece como si fuera de la nada un señor de más de 80 años y se pone a cruzar justo detrás del coche, aparece tan rápido que “ya ves venir lo que puede pasar”, y aunque el conductor del vehículo iba despacio, la maniobra de aparición fue tan rápida que ni tan siquiera se fijó que el coche estaba en movimiento marcha atrás y tampoco el conductor tiene tiempo aunque tuviera mil ojos de controlar esa imprudencia de décima de segundo. El resultado y pese a los gritos de alerta de gente que iba caminando por la otra acera y que también lo veían venir..fue que el señor terminó en el suelo, aunque por suerte no fue un golpe de gravedad sino pequeñas magulladuras, pero el susto y disgusto que se llevó el conductor le va a durar una temporada.

2.Cruzar un paso de peatones con semáforo en rojo en vía de doble sentido. Un paso de peatones de esos que parecen eternos y que cuando se ponen en verde parece que nos da el tiempo justo para llegar a la otra acera, y además hay que sumar que es una vía urbana de doble sentido y muy transitada, así como un paso de peatones en zona de poca visibilidad de los coches que vienen en ambos sentidos. Anciana con bastón se pone a cruzar y sin mirar…los que estaban esperando lo veían venir…esa sensación de que se quedan mirando unos para otros ¿qué hace? ¿qué hacemos?, son dos décimas de segundo, tiempo suficiente para que llegue el primer coche y el frenazo hizo que por poco se subiera a la acera y nos llevase a todos por delante para evitar atropellar a la señora del bastón. Por suerte no pasó nada, pero la señora se quedó aturdida allí sin moverse hasta que alguien rápidamente la devolvió a la acera.

Hay que pensar que cruzar en un lugar sin señalizar es una imprudencia, pero en la Tercera Edad hay una serie de factores que redoblan, hay que tener en cuenta que en muchos casos la agilidad es menor para evitar un problema o accidente por esa imprudencia, la medicación pueden hacer que se tengan episodios de reacción más lentos. Tampoco la excusa de que por ser una persona anciana los conductores deben respetar su paso, como muchas personas mayores alegan en su defensa cuando se desencadena un problema por su imprudencia.

Algo que sí podemos hacer los familiares, es fijarnos cuando estamos con ellos en la calle si acostumbran a cruzar en zonas sin señalizar, y así llamarles la atención sobre los peligros que eso conlleva no solo para ellos sino para terceras personas, a la vez, que puede ser un motivo para pensar si su capacidad cognitiva necesita de la ayuda externa de un cuidador para algunas actividades de la vida diaria como salir a comprar, ir al médico, etc..

  • Precauciones

-Cruzar siempre en pasos de peatones y en zonas señalizadas correctamente.

-Cerciorarse siempre antes de cruzar mirando a ambos lados, a veces en semáforos recién abiertos también nos podemos encontrar con un conductor que no le da tiempo a frenar ante un semáforo en ámbar.

-Si se baja del autobús, esperar a que este arranque antes de cruzar si hubiera un paso de peatones cerca de la parada, para así asegurar visibilidad.

-Si se tiene movilidad reducida, salir a la calle con calzado cómodo y sobre todo antideslizante.

Sin td43eítulo

Anuncios

Publicado el 16 junio, 2016 en CUIDADOS, TERCERA EDAD y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: