Recuperar valores, la Postal de Navidad

En las pasadas navidades mencionaba en el blog a esas postales de navidad que te encontrabas en el buzón, esas que venían en un sobre de papel y que traía unas palabras dedicadas solo para ti y que además podías guardar para el recuerdo y que un día al abrir un cajón te las encontrabas ahí para recordarlas con ilusión. Pero por desgracia esa bonita costumbre se está perdiendo, porque no sé a vosotros, pero a la mayoría de la gente, ya no nos llegan tantas postales escritas de puño y letra, en un sobre y un sello con lugar de origen…ya ni siquiera el banco o las compañías de seguros envían la postal formato de rigor, eso sí, el watshap, los sms y los correos electrónicos parece que se van a colapsar...pero ¿qué fue de aquélla ilusión al abrir aquellas cartas de Navidad??

Sin embargo hay personas que todavía guardan ese espíritu, que consiguen devolvernos esa ilusión navideña al abrir el buzón, y os voy a contar una cosa curiosa en la que he reparado hoy…cada año hay dos personitas que fielmente siguen enviando una postal de puño y letra dedicada, y para nuestra sorpresa este año se ha sumado una más, y es que estas tres personas tienen algo en común, ese es el detalle, y es que no viven esclavas de su teléfono móvil, de hecho no tienen wasap, y dos de ellas se de buena fe que su TV la tienen a modo mueble decorativo por si viene una visita y la quiere ver…sí en pleno siglo XXI, pero son gente que en pleno siglo XXI no han perdido la esencia, ¿sabéis que durante este año está creciendo una nueva generación? son jóvenes que después de vivir muchos años atrapados por las redes debido a sus trabajos u otros motivos, han aprendido a frenar al darse cuenta que les estaba pasando la vida por delante sin siquiera verla ni disfrutarla, han decidido que el secreto de la felicidad está en la libertad que te da las buenas costumbres. Ahora a los demás nos queda ir soltándonos y asomarnos a esa libertad perdida sin darnos cuenta (tecla a tecla), simplemente podemos empezar por coger un lápiz y un papel y pensar “pues sí, lo voy a intentar”, sonrisa y actitud positiva asegurada ¿qué más se puede pedir?, dicen que es la base de todo lo demás.

Por ello y ahora que termina el año, es hora de pensar propósitos para el próximo año deseando a todos principalmente Salud y después mucha dosis de Empatía para encontrar tiempo para nosotros mismos y disfrutar de todo lo que tenemos alrededor, la vida es un tren y donde hoy son problemas puede que en la siguiente estación estén las alegrías, en la de más allá igual se baja gente que tenemos cerca y en otra igual nos bajamos nosotros, intentar que nuestra meta sea cada día hacer de los problemas ese camino para encontrar soluciones y nuevas metas.

postalnavidad

 

Anuncios

Publicado el 12 diciembre, 2016 en BIENESTAR y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: