Cobrar la Ayuda Social o trabajar

Hoy quiero plasmar en una entrada del blog la gran frustración e impotencia que siento casi a diario por la dificultad para encontrar trabajadores “que quieran trabajar asegurados”; muchas veces pensé en escribir sobre esto porque nos empieza a parecer muy preocupante, pero si al final no lo hacía es porque entiendo la dificultad que está pasando mucha gente desempleada a causa de la crisis y sé que “hablar abiertamente sobre este tema” puede ser bastante polémico dependiendo que parte lo lea.

Pero cuando te encuentras casi a diario llamando a desempleados para ofrecerles un puesto de trabajo y te encuentras que en casi el 60% de las llamadas están de acuerdo en todo en cuanto a las características y condiciones del trabajo, pero….cuando se llega a la parte “más el seguro social”, ahí vienen las desmotivaciones; lo más curioso es que aún estando al otro lado de la línea telefónica muchas veces no tienen reparo ni en decir “ah no con seguro no, que tengo una ayuda social y no quiero perderla, así trabajo unas horas y con la ayuda social saco más” “¿lo entiendes verdad?”, oh sí, cómo no, claro que lo entiendo…al igual que entiendo que cada mes a nosotros en lugar de ingresarnos en la cuenta 400 o 600€ de ayuda social, nos viene un cargo de 300€ de cuota de autónomo, el IVA, y todos esos gastos que ya conocen quienes deciden “autoemplearse” para poder trabajar, pues cuando te dicen eso sientes como un jarro de agua fría por encima y hasta te llegas a preguntar ¿estaré perdiendo el tiempo? ¿merece la pena? ¿y si en lugar de perder mi tiempo, mi paciencia, mi salud y mi dinero en buscar trabajo para otros hago lo mismo? No, esa no es la solución, aumentaría la rueda de la economía sumergida y el peligro de la hucha de pensiones.

Lo curioso es que a diario llegan muchas personas a dejar su CV, pero aunque parezca increíble en la mitad de los casos te encuentras con este “problema” ¿está fallando algo en este país? ¿realmente tenemos que echar la culpa al Gobierno o será que nosotros mismos hemos caído en la tentación? Respuestas como “que no me asegure y el importe del seguro que me lo pague a mí en lugar de a la Seguridad Social” parece que se están convirtiendo en una triste ¿tendencia?

Entiendo que el sector en el que trabajo, orientado al empleo doméstico y ayuda a domicilio, siempre tuvo el handicap de ser un sector relacionado con la economía sumergida, pero desde que en 2012 se reguló el sector, lo más habitual es que las familias quieran asegurar a los empleados de hogar. Esto aumenta aún más nuestra frustración porque en las intermediaciones de búsqueda de empleo perdemos mucho tiempo explicando y concienciando a los empleadores que no tienen claro asegurarles para que lo hagan.

Muchas veces hablo con gente que trabaja en empresas del mismo sector y todas coincidimos con este mismo problema y sentimos la misma frustración e impotencia.

Intermediar en la búsqueda de empleados de este sector es más complicado de lo que pueda parecer; entendemos que los salarios pueden ser bajos pero desde 2012 están equiparados al salario mínimo interprofesional que se iguala a casi cualquier otro sector; entendemos que muchas personas mayores que necesitan contratar a alguien que les ayude en casa cotizaron muy poco y tienen una pensión baja que les dificulta pagar más salario que el mínimo interprofesional, entonces ahí nos toca intermediar para llegar a un consenso. Amén que los empleadores te impongan tramos de edad, nacionalidad, color de la piel, etc..(ese es otro tema aparte..) y cuando lo tienes todo cuadrado, al empleador concienciado para el seguro, intentas hacerle entender para que el salario sea mayor al mínimo interprofesional, para que al final te encuentres con el “no quiero seguro”….eso es un “zasca” en toda la cara.

Cuando empezamos a trabajar, todo parecía muy fácil, alguien necesita un empleado para trabajar y alguien necesita trabajo, nos regimos siempre sobre las condiciones laborales del hogar, para que los trabajadores no pierdan sus derechos recogidos en las condiciones  de empleados de hogar, sin embargo, años después, vemos como este país dio la vuelta a la tortilla..cuando antes lo difícil para los empleados domésticos y cuidadores era encontrar a una familia que les quisiera asegurar, ahora lo complicado es encontrar a un empleado de ayuda a domicilio que se quiera asegurar.

En fin, dicen que escribir lo que sientes ayuda a rebajar la frustración, en este caso ha servido un poco pero me temo que será momentáneo. Hago de nuevo incapie en que las ayudas sociales son la gran ayuda para muchas familias, que los salarios actualmente son muy bajos y para la mayoría de las familias aún trabajando los dos es difícil llegar a final de mes, que mucha gente puede sacar un extra haciendo “chollos” para sacar un extra de forma esporádica, pero buscar trabajo estable voluntariamente sin cotizar es para preocuparse..hay muchos desempleados que no consiguen trabajo estable queriendo cotizar y se encuentran con esta competencia desleal, sí competencia desleal también estando en desempleo, curioso ¿verdad?, nos da que pensar que podamos estar entrando en un futuro problema social importante.

Anuncios

Publicado el 6 abril, 2017 en EMPLEADAS DE HOGAR. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: