Archivo de la categoría: CUIDADOS

La Residencia Ideal ¿Cómo nos gustaría envejecer?

¿Cómo imaginas tu forma de envejecer ideal? o la pregunta también podría ser ¿qué miedos sientes al pensar en envejecer?

-Ante la primera pregunta ¿Cómo imaginas tu forma de envejecer ideal? la mayoría concluye que le gustaría envejecer en casa, de forma independiente y con su propio espacio de privacidad personal (qué menos!), casualmente esto es justo lo que la mayoría de modelos residenciales de hoy en día no ofrecen y quizás por eso es lo que la mayoría rechazamos para nosotros el día de mañana. A todos nos gustaría una habitación independiente, que no tengamos que compartir con una persona desconocida y hablando claro que si nuestras “necesidades fisiológicas” se nos escapan durante la noche no nos cause humillación a nosotros ni mal gusto al compañero/a de habitación.

-Ante la segunda pregunta ¿Qué miedos sientes al pensar en envejecer? Curiosamente la respuesta en este caso también es muy común, la soledad, pero fijaros que no se refiere a una soledad de no sentirse rodeado de gente, ya que a mucha gente le gusta esa soledad que te concede tu propio espacio, si no se refiere a esa soledad que da el miedo a que te pase algo en casa, que nadie se entere y cuando alguien se de cuenta que faltas sea demasiado tarde..

Entonces ¿cómo nos gustaría envejecer o cuál sería nuestra visión de residencia ideal?

Vamos a ponernos en antecedentes, antes de reflejar aquí un proyecto que tengo hace unos años rodando por algún cajón y que no me parece tan difícil que pueda llegar a ser una opción al envejecimiento futuro. La sociedad actual o podemos decir que la generación actual, se mueve en unos parámetros que nos indican que cuando nos toque envejecer nada tendrá que ver con los cuidados tal y como los conocemos ahora en el 2017. Muchas familias son monoparentales, hay más parejas que deciden no tener hijos, la incorporación de la mujer al trabajo ya no concibe esa imagen tan asentada en los años donde el perfil de la mujer pasaba a ser a cuidadora de sus padres mayores o de sus suegros, el futuro de las pensiones también preocupa, sobre todo esto hablaba en una entrada anterior que os recomiendo leer para poneros en antecedentes antes de conocer esta propuesta de envejecimiento ideal > “Previsión ¿Quién cuidará de nosotros cuando seamos mayores?

Como podéis ver en esa entrada, el Cohousing parece un punto interesante en el que se debería trabajar como modelo a seguir, pero teniendo en cuenta el rápido envejecimiento de la población donde vemos que en algunas comunidades incluso los fallecimientos por edad doblan a los nacimientos ¿a nadie se le ocurrió crear espacios residenciales orientados a la tercera edad? es decir un modelo de urbanizaciones orientadas a un envejecimiento positivo, claro está que debemos olvidarnos del estereotipo de comprar y vender, pensar en otra forma de ejercer este modo de explotación, aquí los constructores que están viviendo un período de crisis tienen un gran campo para innovar y no lo deberían dejar pasar, pues sí esto ya existe en España pero por alguna razón no se expande, un buen ejemplo es Trabensol, podéis ver el vídeo de su funcionamiento aquí >Trabensol, en este otro vídeo podéis ver las opiniones de los residentes de Trabensol >Documental opiniones. Visto esto ¿a que a la mayoría os gustaría envejecer así?

Muchas veces vemos anuncios de complejos de apartamentos rurales orientados inicialmente a la explotación  turística que por motivos diversos sus propietarios ponen a la venta por la “temporalidad” del turismo en muchas provincias y no se plantean darle otro giro orientado a la tercera edad o bien que algún inversor compre estas instalaciones para adecuarlas para este sector.

¿Y si se iniciara una construcción urbanizable nueva? evidentemente cuantos más servicios se ofrezcan más caro sería para el usuario el coste mensual, por ello es interesante que en este conjunto quepan todos y que los servicios extra sean opcionales, teniendo como servicio base una vivienda dentro del espacio y un servicio de recepción 24 horas.

¿Cómo se puede visualizar el proyecto?

  • Una opción interesante sería y quizás la más viable sea el modo alquiler para 1 persona sola o matrimonio, eso sí, con la esperanza que la especulación y la codicia humana no juegue con la necesidad de quienes lo necesiten y sea un precio justo acorde a la realidad. También puede ser interesante un espacio de gestión a través de un modo tipo “Hipoteca Inversa”.
  • Las viviendas tendrán una construcción totalmente adaptada, sin barreras arquitectónicas, baños y estancias adaptados, sin necesidad de muchos metros, salón-cocina y habitación con baño integrado, con una pequeña terraza para un extra de vitamina D y una relajada lectura. Algo tan simple ya dista mucho de la imagen actual que tenemos de la mayoría de estancias geriátricas actuales.
  • Una recepción 24 horas con la cual estará conectada cada una de las viviendas mediante un sistema SOS de emergencia.
  • Servicios extra, supermercado, restaurante (con posibilidad de comida a domicilio), espacio de ocio, gimnasio, sala de enfermería, etc… a gestionar bien por la misma empresa encargada por la explotación del complejo o mediante subasta adjudicatoria anual del servicio.
  • En el alquiler mensual básico pueden entrar 2 horas, de 2 días semanales de servicio de limpieza, con la posibilidad en tal caso de ampliar horas y días a un servicio extra.
  • Espacios verdes.

La idea es que cualquiera pueda acceder a estas viviendas dignas, que aun con unos ingresos de una pensión mínima se pueda permitir un alquiler que al menos cuente con el servicio de asistencia SOS 24 horas y una gestión de limpieza mínima semanal, así como un espacio de ocio donde pueda compartir e interactuar con otras personas, manteniendo a la vez su intimidad y evitando así el mayor miedo que rodea a la tercera edad, la soledad.

Hoy en día los precios residenciales parten desde los 1.200 euros mensuales y en la mayoría de los casos muchas personas mayores no se lo pueden permitir solo con su pensión. Un alquiler básico en un centro residencial adaptado para ellos, les da opción a una mejor calidad de vida y mayor tranquilidad, teniendo además la opción de utilizar otros servicios disponibles en el complejo acorde a sus posibilidades, por ello no debería haber diferencia entre un alquiler de vivienda habitual con un alquiler en una vivienda adaptada a la tercera edad. Es sin duda una visión mucho mejor que la que cada uno de nosotros conocemos detrás de muchas puertas de nuestros mismos edificios…¿sabes cuántas personas mayores solas viven en tu mismo bloque..?

 

 

Consecuencias y Síntomas de las Olas de Calor en las Personas Mayores

Las personas mayores sufren de forma más acusada las olas de calor y el principal motivo es que las personas de edad avanzada suelen tener disminuida la sensación de sed así como la sensación de tener calor, por eso es tan habitual escuchar a gente mayor decir que sienten algo de frío cuando los demás nos estamos sofocando de calor.

Esto hace que en las personas mayores se produzcan consecuencias más acuciadas propias de los golpes de calor, como son:

-Deshidratación por la falta de percepción de necesidad de beber o sentir sed.

-Golpe de calor por exceso de abrigo al tener disminuida la percepción de sensación de calor.

Muchas veces estas consecuencias pasan desapercibidas porque los síntomas pueden ser muy parecidos a afecciones más frecuentes en la Tercera Edad, estos síntomas a los que deberemos prestar atención:

  • Sensación de debilidad con pulso rápido
  • Sensación de agotamiento físico
  • Sensación de desmayo
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Mareos
  • Falta de sudoración (deshidratación)
  • Piel enrojecida y/o seca

Es necesario estar especialmente alerta a estos síntomas en los días de olas de calor para prevenir posibles consecuencias más graves que incluso pueden llegar al shock o fallo multiorgánico.

A su vez será necesario tomar medidas para prevenir como:

  • Tener siempre cerca agua fresca para que vayan bebiendo durante el día, una propuesta muy refrescante además de aportar un extra de vitaminas es llenar una botella con agua fría a la que habremos añadidos trozos de pepino y limón, dejarlo reposar al menos 2 horas antes de comenzar a beber.
  • No exponerse al sol directo y en caso de salir a la calle llevar un sombrero y un abanico o pequeño ventilador para prevenir los golpes de calor y sofocos provocados por el calor.
  • Utilizar vestimenta con ropa fresca, cómoda, ligera y de colores claros.
  • Mantener la casa lo más fresca posible

En la siguiente entrada podéis encontrar más consejos para prevenir los golpes de calor “Consejos ante una Ola de Calor”

 

Previsión ¿Quién cuidará de nosotros cuando seamos mayores?

Contínuamente salen estadísticas relacionadas de un modo u otro al rápido envejecimiento de la población, así es que en el año 2017 si hacemos un balance con todas esas estadísticas, podemos hacernos una idea de “qué nos tocará” en cuanto a nuestros cuidados cuando envejezcamos.

  • Estadísticas de Situación:

1.Las estadísticas del 2017 hablan del rápido envejecimiento de la población, indican que los fallecimientos de personas mayores ya dobla a la cifra de nacimientos.

2.Las estadísticas que analizan los resultados de la Ley de Dependencia, demuestran que esta ley no tiene capacidad para cubrir la necesidad de cuidado urgente de los dependientes y aun así solo se soluciona la mínima parte.

3.Estadísticas que nos dicen que muchos jóvenes formados marchan a trabajar fuera de nuestro país por falta de expectativas aquí.

4.Estadísticas que confirman que cada vez hay más personas mayores que viven solas, y a su vez muchas parejas que deciden no tener hijos.

5.Estadísticas que indican el aumento de pensionistas frente a la disminución de nuevos trabajadores o a la realización de nuevos contratos ” Subvencionados” por la seguridad social, lo que hace que muchas personas en edad de trabajar entren a formar parte de un sector que coloquialmente ya se conoce como “No Subvencionable” y que por motivos de edad (aun siendo jóvenes) tienen todavía más difícil encontrar trabajo, lo que hará que posiblemente No lleguen a cotizar los años necesarios para cobrar la jubilación. Resumiendo, que las arcas de la seguridad social están en total desequilibrio.

6.Estadísticas que muestran que los perceptores de ayudas sociales frente al número de pensionistas ya casi coinciden en número.

¿Qué nos dicen estas estadísticas de situación? Que el futuro de nuestras pensiones está actualmente al límite y aun si llegamos a cobrarla será de un importe inferior a tal y como son hoy en día.

  • Estadísticas de Preferencias:

1.Las estadísticas de preferencias de la población reflejan que a casi nadie le gustaría envejecer en residencias tal y como las conocemos hoy, aunque muchas ya se están adaptando a un modelo más familiar. Nos gustaría encontrar centros residenciales con un aspecto más familiar donde nos sintamos como en casa, sin batas blancas ni mobiliario que nos recuerde a un centro hospitalario a la espera de ver pasar nuestros últimos momentos.

2.Las estadísticas dicen que nos gustaría envejecer en nuestra propia casa, con una Ley de Dependencia que vele por nuestras necesidades reales y no sean parches ajustados a nuestro presupuesto.

3.Las estadísticas apuestan por las viviendas compartidas como buena idea de alternativa a la hora de envejecer.

  • Así se presenta la realidad futura a vistas de este 2017

Teniendo en cuenta las “Estadísticas de Situación actual” y las “Estadísticas de Preferencia”, podemos prever que:

1.Los centros residenciales están avanzando mucho en ofrecer cuidados que hacen sentir como en casa, personal que deja a un lado las batas blancas por las zapatillas o un mobiliario menos uniforme de da una sensación más acogedora y de bienestar.

2.El cohausing es una alternativa muy interesante de envejecer en comunidad compartiendo gastos y a la vez estando como en casa. Este método cada vez más asentado en países europeos se está dejando ver poco a poco en nuestro país y esperemos que llegue para quedarse.

3.Contar con un cuidador que nos cuide en casa (práctica más habitual en la actualidad), puede que vaya a ser sin embargo el modelo más complicado de encontrar en un futuro tal y como se visionan las cosas ahora, ¿por qué? porque las ayudas sociales y los recortes salariales hacen que muchos trabajadores dedicados al cuidado de personas mayores (tanto trabajadores internos como externos), hace que no les compense trabajar media jornada cuando los salarios precarios actuales de este sector son incluso inferiores al importe de alguna ayuda social que pueden recibir, lo que hace que si los contratan muchas veces solo para trabajar un mes se arriesguen a perder esa ayuda social, lo que hace que se replanteen muchas veces aceptar esos trabajos precarios.

  • ¿Qué opciones se deberían fomentar para que lleguemos a envejecer de una forma digna?

En una entrada anterior dábamos ideas de propuestas que hemos visto en algunas comunidades, como es la contratación de cuidadores dentro de un mismo edificio o comunidad de vecinos para que en la modalidad de turnos y compartiendo gastos, puedan atender las actividades básicas de las personas mayores que allí viven, viene a ser una especie de “cohausing” pero con una “vuelta de tuerca” más positiva, la posibilidad de envejecer en nuestra propia casa.

En esta entrada anterior “Ideas y Soluciones ante el envejecimiento de la población” recopilamos unas ideas que podrían ayudar a no visualizar un futuro tan complicado como el que ahora mismo se atisba si nos paramos a pensar en tal y como está la situación hoy ¿cómo serán nuestras opciones de cuidado cuando seamos mayores?

 

Ideas y Soluciones ante el envejecimiento de la población

El envejecimiento de la población es una de las principales preocupaciones de nuestro país, y es que el rápido envejecimiento no precisa pensar en soluciones para una futuro si no para el momento actual, recientes estadísticas ya confirman que el creciente aumento de la población envejecida es un hecho, sin ir más lejos y solo en Asturias, solo un 12% de la población comprende edades entre los 15 y 30 años.

En esta entrada vamos a detallar dos posibles soluciones para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, queremos plasmar dos ideas ante las necesidades que precisa este sector, pero antes de pasar a detallarlas vamos a analizar la situación de ayudas actual.

Por nuestro trabajo conocemos de forma directa las necesidades y preocupaciones del sector de la tercera edad y por ello estamos pendientes cada día de las novedades, soluciones e ideas con las que trabajan cada día las instituciones para mejorar la calidad de vida de este sector, sin embargo, como la mayoría, notamos que se siguen dando palos de ciego y creando parches que hacen que donde se arregla uno se estropea lo otro..

Ante todo vamos a ser realistas, sobre todo ante una de las iniciativas con la que trabajan muchos ayuntamientos e instituciones sociales al querer fomentar el voluntariado. Es cierto que puede ser una idea favorable para ayudar a personas mayores que viven solas, pero seamos realistas, la idea con la que desde la silla de un despacho se pide a otros realizar tareas (trabajos) de voluntariado puede ser muy loable para el que está en la silla y recibe un salario o algún tipo de subvención por pensar soluciones, pero para quien realmente tiene que salir a la calle a realizar el trabajo no siempre resulta tan fácil, primero porque tiene que tener previamente un trabajo remunerado para poder mantenerse a sí mismo, trabajo que posiblemente le lleve 8 horas diarias, más luego atender sus propias necesidades familiares, de ahí el tiempo restante que le quede puede participar entonces sí en actividades de voluntariado, eso o tener un poder adquisitivo alto que le permita no trabajar por un salario y dedicarse a jornada completa al voluntariado, no olvidemos que estas tareas requieren una actividad diaria y continuada.  Conozco muchas personas que realizan voluntariado después de salir de su trabajo, pero lo hacen cuando buenamente pueden y sus trabajos y sus necesidades familiares se lo permiten.

La ley de dependencia, también fue otra buena propuesta para ayudar al sector de la tercera edad, decimos fue, porque en la actualidad se encuentra en un estado bastante estancado, donde nos encontramos que muchas personas que solicitan ayudas a la dependencia fallecen mientras esperan la ayuda, ya que pueden pasar desde meses hasta años hasta recibir una resolución favorable (o no). Sin embargo es cierto que la organización de servicios está bien pensada, aunque de nuevo el problema económico hace que muchas empresas de servicios que trabajan para la Ley de Dependencia terminen cerrando al no poder afrontar los costes.

Sigue siendo la Teleasistencia uno de los servicios más favorables y solicitados, creando una gran acogida y sensación de tranquilidad a sus usuarios.

*Vamos entrando en materia:

En una entrada anterior hablamos sobre el cambio social que se está produciendo en este país a consecuencia de la precariedad laboral, y es que una vez más seamos realistas, el empleo que se genera no es de calidad, vemos trabajos temporales y trabajos de media jornada que no permiten a los desempleados recibir unos salarios dignos, pero lo que es aún peor es que la realidad es que las nuevas tecnologías hacen que aparezca una nueva revolución industrial donde la mano de obra es sustituida por robots o servicios informatizados, una realidad que acecha a cualquier sector, vemos como las sucursales bancarias cierran a favor de cajeros automáticos que sustituyen puestos de trabajo de banca, vemos como en las grandes fábricas se sustituye la mano de obra humana por máquinas, incluso en el campo vemos como las explotaciones agrarias cuentan con tractores, drones y maquinaria que hacen que el agricultor incluso pueda hacer su trabajo desde el asiento de su tractor o desde su casa, ante la mirada incrédula de los abuelos que trabajaron muy duro toda su vida de sol a sol en el campo.

Esto hace que las ayudas sociales para desempleados sean una realidad, de hecho los gobiernos saben que no pueden prescindir de ellas y además tampoco lo podrán hacer en un futuro, ya que la realidad augura que han venido para quedarse, creado a su vez un conflicto social al que deberán enfrentarse y del cual comentamos en una entrada anterior “Cobrar la Ayuda Social o Trabajar“.

*Visto todo esto pasamos a detallar 2 de nuestra propuestas:

       1.Ayudas Sociales por Trabajos Sociales. Cada vez se habla más de “el efecto ayudas sociales” de hecho actualmente se está trabajando en estudios sociales para aclarar si realmente existe la posibilidad de que haya una parte de la población que se acomode a vivir de ayudas antes que a trabajar, tema que también tratamos en una entrada anterior “Motivo por el que NO compensa anteponer vivir de ayudas sociales al trabajo”. En la actualidad la mayoría de desempleados prefieren encontrar un empleo a las ayudas sociales, por ello, y mientras encuentran un empleo acorde a sus expectativas, sería interesante trabajar en Ayudas Sociales que se concederían una vez terminada la prestación de desempleo, y que no estarían vistas como una “ayuda social” si no como una retribución a un “trabajo social”.

Actualmente se conceden ayudas que pueden ser encadenadas en varios períodos de tiempo. Teniendo en cuenta que esas ayudas rondan unos 450€/mensuales y que el salario mínimo interprofesional para media jornada también ronda ese importe, entonces ¿por qué no se crean ayudas sociales retribuidas en favor de trabajos sociales? equiparando el importe de la ayuda a las horas que correspondería trabajar a diario según el salario interprofesional.

¿Os podéis imaginar a cuanta gente mayor se puede ayudar cada día con estos trabajos sociales? Tareas desde acompañamientos médicos, hacer recados, hacer la comida, limpieza o simplemente hacerles compañía y saber que hay alguien que se preocupa por su salud cada día haciéndoles olvidar un poco su soledad diaria.

Evidentemente esto conllevaría una pequeña reestructuración en el funcionamiento de los Servicios Sociales, ya que a la hora de realizar los estudios de asignación de las ayudas deberán incluir la posibilidad de adjudicar un trabajo social a cada uno de los beneficiarios, teniendo en cuenta el perfil de cada uno de ellos para poder desempeñar una u otra tarea. Por ello el papel de recursos humanos también tendrá una labor fundamental. Por otro lado, también se debería crear una conexión entre el departamento de ayudas sociales a desempleados con el departamento de ayudas a la dependencia e incluso una conexión con los servicios médicos de barrio para que puedan solicitar un servicio de trabajo social para algún paciente que estimen pueda necesitar ayuda para sus actividades de la ayuda diaria.

Sea como fuere, esta pequeña reestructuración del servicio supondrá siempre un menor coste que el que supondrá el futuro incremento de asignación de ayudas sociales.       

        2.Creación de nuevos perfiles de empleo. Hace poco conocimos una comunidad de vecinos donde la mayoría de las 12 viviendas de ese portal estaban habitadas por una sola persona y mayores en general de los 80 años, solo 3 de esas viviendas estaban formadas por matrimonios con hijos de edad escolar. Pues en esa comunidad de vecinos, alguien hizo la propuesta de contratar entre todos a una de las mujeres que pertenecía a una de las familias más jóvenes y que estaba en búsqueda de empleo. Y así lo hicieron resultando un gran éxito, entre todos establecieron un horario de 8 horas diarias a jornada partida, y ella se ocupa de tareas de recados, trámites, acompañamientos médicos, cocina, organiza pequeñas reuniones de ocio por las tardes (a modo de terapia de estimulación cognitiva) en casa de alguno de ellos, etc…

La idea nos pareció muy buena, viene a ser una “especie” de cohousing o ‘viviendas compartidas’ pero 100% en su propia casa. En este caso cada uno de los vecinos que conforman las viviendas de personas mayores que viven solas aportan una cuota mensual para los gastos de salario de la vecina que se ocupa de ellos. Hay que decir que en este caso concreto la trabajadora se dio de alta como autónomo por voluntad propia, pero puede ser una iniciativa que puede dar pie a un nuevo perfil de empleo, siendo las propias Administraciones de Fincas, quienes creen uno o varios puestos para cubrir algunas de las comunidades que gestionan, siendo los gastos del empleado cubierto por cuotas mensuales que los propios usuarios que se beneficien de este servicio aportarían a la Administración de Fincas.

Sobre este punto hay más perfiles de empleo que se pueden crear, así como el modo de gestión de estos trabajadores, pero se extendería demasiado esta entrada y la ampliaremos en una entrada posterior.

Hasta aquí dos de nuestras ideas para afrontar el envejecimiento, sería estupendo que toda la gente que tuviera alguna idea para afrontar esa soledad de la tercera edad diera ideas y propuestas para que las instituciones puedan trabajar en ellas. Por desgracia el envejecimiento de la población crece a pasos agigantados y cuando nos llegue nuestra Tercera Edad a todos nos gustaría tener una tranquilidad respecto a nuestras actividades de la vida diaria que muchos de nuestros mayores de hoy no tienen.

 

 

 

 

 

 

Remedios Caseros para prevenir el Parkinson

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que de momento todavía no tiene cura, pero sin embargo las investigaciones no dan pistas que nos confirman que se puede prevenir, además si la enfermedad se detecta a tiempo los tratamientos para tratarla y que no avance parecen ser bastante positivos.

Es difícil detectar el parkinson ya que muchas personas lo asociamos directamente con temblor en las manos, sin embargo no siempre el temblor es uno de los síntomas y se puede manifestar con otros síntomas no motores (como la depresión o incluso la pérdida de olfato) que solo con pruebas médicas se pueden diagnosticar. Además la mayoría asociamos el parkinson a personas mayores, y aunque sí es cierto ya que alrededor del 70% de enfermos de Parkinson tiene más de 65 años, cada vez es más frecuente que esta enfermedad se desarrolle en personas mucho más jóvenes.

Sin embargo, tal y como se comenta al principio, las investigaciones concluyen unas pautas que nos ayudan a prevenir el Parkinson y que vemos a continuación:

  • Alimentación:

-Alimentos ricos en Antioxidantes. Sus propiedades combaten el proceso de oxidación y frenan el desarrollo de la enfermedad. Los encontraremos sobre todo en frutos rojos, frutos del bosque, brócoli, frutas y verduras en general, té verde.

-Habas. Ayudan a absorber de forma natural la levodopa, sustancia que se utiliza en los tratamientos de parkinson y ayuda a la liberación de dopamina (que aporta sensación de bienestar).

-Coenzima Q10. Es una enzima natural y muy importante en nuestro organismo, que sin embargo en los pacientes de parkinson presenta cantidades muy bajas. Lo podemos aportar mediante suplementos y también en la alimentación lo encontramos en vísceras (hígado, etc..), espinacas, carnes rojas, pescado azul.

-Gingko Biloba. Mejora la circulación sanguínea y la oxigenación del cerebro, gracias también a su gran cantidad de antioxidantes.

  • Físicos:

-Ejercicio Físico. Hacer ejercicio es sin duda el gran remedio natural para mantenernos saludables en todos los aspectos, pero hay dos modalidades especialmente favorables para prevenir el parkinson que son el Yoga y el Taichi, el motivo es que son ejercicios que se centran el el equilibrio, la concentración, la respiración (oxigenación) y estiramientos musculares que favorecen la flexibilidad.

-Masajes. Son excelentes para prevenir ya que favorecen la relajación muscular y mental.

Todos estos remedios nos ayudarán a prevenir y también para calmar los síntomas, pero un diagnóstico médico es fundamental ya que conocer la enfermedad a tiempo ayuda a que el tratamiento médico sea altamente efectivo.

 

 

Encontrar al cuidador adecuado

Cuando se necesita contratar un cuidador para atender a una persona mayor y/o dependiente, el deseo de todos es el mismo queremos al mejor cuidador, al cuidador adecuado. Pero llegado el caso, si no se establecen unas pautas a la hora de valorar cual es el cuidador apropiado, es probable que tengan que perder tiempo (y paciencia..) en realizar muchas entrevistas y sumar muchas dudas sobre a quién contratar.

Pautas para encontrar un buen cuidador:

1º. Establecer las necesidades de cuidado que serán necesarias:

  • Definir tareas, si será necesario apoyo solo para actividades de aseo, cambios posturales, ayuda para vestir, etc.. o si también tendrá que realizar tareas de limpieza y/o cocina. Esto lo hay que tener muy claro, ya que muchas trabajadoras del sector de ayuda a domicilio con una formación acorde a la atención de personas mayores, no tienen disponibilidad para realizar tareas del hogar, ya que muchas veces durante el día tienen que acudir a varios domicilios a realizar tareas propias de su profesión sociosanitaria y no de limpieza.
  • Calcular un horario de presencia necesario ¿por qué? muchas veces las empleadas se encuentran con familias que durante la entrevista les dicen que el horario “ya se verá” o no tienen claro ni por aproximación si serán 2 horas o 4 horas o si de mañana o de tarde, las empleadas tienen que tener pistas sobre el horario ya que si es un trabajo por horas seguramente necesitarán completar su jornada laboral con otros trabajos y así pueden organizarse.
  • Cuidador externo o interno, hay que tener en cuenta que los cuidadores que tienen disponibilidad para trabajar por horas o externos, no tienen disponibilidad para trabajar internos y viceversa, esto es porque los trabajadores internos suelen ser de nacionalidad extranjera que prefieren no gastar en alojamiento (esto no quiere decir que no dispongan de una o dos noches libres dentro de su descanso semanal), y por otro lado los trabajadores externos tienen su familia aquí, domicilio propio, etc..

2º.Conocer las condiciones laborales de los cuidadores:

  • En el momento de realizar la entrevista muchas familias desconocen las condiciones laborales de los cuidadores, hay que tener en cuenta que no son iguales las condiciones de un cuidador profesional a las de una empleada de hogar. Durante las entrevistas, los empleados preguntarán sobre sus horas de descanso, vacaciones, salario, etc..

3º.Salario del cuidador:

  • Otro detalle importante antes de comenzar el proceso de búsqueda, también hay que hablar claro sobre las preferencias a su vez del cuidador, una cosa está clara, el cuidador también busca una remuneración económica que le compense, más aún si hablamos de un cuidador en régimen interno, queremos aclarar este punto porque en la actualidad hay más demanda de cuidadores internos o empleadas internas que de trabajadores con disponibilidad a un trabajo interno, esto hace que la mayoría no tengan necesidad de coger un trabajo con un salario adaptado al mínimo interprofesional, ya que pronto si tienen buenas recomendaciones pueden encontrar uno pronto que les compense más, podéis resolver más dudas sobre este tema en una entrada anterior: “¿Por qué no es fácil encontrar una empleada de hogar Interna?

Y por último añadir, que muchas familias descargan en el cuidador interno o externo todo el cuidado de una persona dependiente sin pensar en los problemas físicos y psíquicos que genera el cuidado de una persona dependiente (véase: Síndrome del Cuidador), muchas veces encontramos familias con familiares dependientes encamados o con una movilidad reducida que dificulta mucho tareas de movilización de la persona cuidada, quejándose de que el cuidador no puede hacerlo solo ante lo que deberían saber que sin las ayudas técnicas apropiadas muchos cuidadores profesionales tampoco podrían hacerlo solos, por ello, es importante que valoren la necesidades de comprar o alquilar grúas, camas articuladas, sillas de ruedas, sillas de baño, y un largo etc..de ayudas diseñadas para estas tareas. Cuando uno mismo nunca realizó estas tareas puede no entender por qué otros no pueden…nada como probar solo durante 1 semana para comprender Los dolores del Cuidador.

*Podéis solicitar información sobre Las condiciones laborales “Asesoramiento personalizado

 

La dieta de los mayores para combatir el frío

Cuando llegan los días de más frío, las personas mayores son uno de los sectores más vulnerables a sufrir enfermedades derivadas de las olas de frío.

Por ello es muy importante cuidar la alimentación además de seguir los consejos ante las olas de frío que os comentamos en una entrada anterior “Los mayores y el frío”

Muchas personas mayores viven solas y se sabe que en ocasiones ante la pereza que les supone cocinar para ellos solos, optan por comer demasiados alimentos precocinados que venden ya envasados en todos los supermercados, o también hacer caldos a base solo de “cubitos de caldo” comercializados.

Por ello, es importante que los familiares o personas a cargo de estas personas mayores, les hagan una visita con la intención de “echar un ojo” a sus provisiones y ayudarlos a preparar comidas que supongan un real sustento nutritivo para combatir los días de frío y ayudarlos así a evitar posibles enfermedades asociadas a la ola de frío.

Siempre teniendo en cuenta si siguen algún tipo de dieta médica controlada (supresión de sal, azúcar, etc..) para comprar así los alimentos necesarios. Vemos a continuación que platos recomiendan y que son más saludables para hacer una buena provisión en su despensa para estos días:

-Caldo de pollo, una reciente investigación publicada, decía que se había demostrado que las sopas de ave eran muy eficaces para combatir los resfriados. El secreto parece ser estar en los ingredientes, ya que para hacerlo se debe echar al menos una cebolla entera, dientes de ajo y zanahoria (que aporten importantes defensas ante los resfriados), estas verduras se aconseja pasarlas por la batidora una vez cocidas y echar ese puré de nuevo al caldo para aprovechar así todos sus nutrientes, además de añadir un buen trozo de carne de pollo o gallina. Ese caldo lo pueden utilizar durante uno o dos días guardado en la nevera para ir calentándolo y/o añadiendo fideos para realizar sopas.

-Las legumbres se consideran las reinas de la cocina en los días de frío, aportan proteínas, y además al ser platos que se sirven generalmente calientes, son un plato ideal para ellos.

-Cremas de verduras, son además lo que se llama “muy agradecidas” porque se les puede añadir diferentes tipos de verduras, siendo la cebolla el ingrediente que no puede faltar, así como la calabaza la que más éxito tiene entre las cremas de verduras, además están todas muy ricas además de saciantes.

-Cacao en polvo (puede ser también sin azúcar), para esas tardes desapacibles que tras asomarse a la ventana apetece acomodarse en el sofá con un buen chocolate caliente. También hay batidos de chocolate de ración que se pueden calentar, y sirven de utilidad para tomarlos en momentos puntuales.

-Frutas ricas en vitamina C, como naranjas, limones, kiwi, ayudan a aumentar las defensas.

En cualquier época del año siempre es importante que tomen una dieta rica y sobre todo variada, os damos pistas en esta entrada sobre “Desayuno saludable para la Tercera Edad”

desayuno saludable

 

Adaptación de Viviendas para personas dependientes

La adaptación de viviendas para personas dependientes es una solución muy favorable ya que facilita en gran medida la autonomía y calidad de vida de las personas con problemas de movilidad.

Actualmente las viviendas de nueva construcción ya vienen diseñadas pensadas en la accesibilidad, pero generalmente las viviendas tradicionales son un cúmulo de inconvenientes de movilidad si de repente nos encontramos con un miembro de la familia que por algún motivo sufre algún tipo de dependencia con movilidad reducida.

Por ello, es cada vez más habitual que las familias soliciten estudios de adaptación de su vivienda personalizados para las necesidades de cada caso.

Claves que hay que tener en cuenta a la hora de adaptar la vivienda teniendo en cuenta cada una de las estancias:

  • Baños.

-Cambio de bañera por plato de ducha, para facilitar la entrada y salida

-Situar el inodoro a una altura adecuada (entre 45 y 50 cm),

-La puerta del baño es conveniente que sea corredera o cambiar su modo de apertura para que se abra hacia afuera.

En el siguiente enlace podéis encontrar claves para adaptar el baño: “Adaptación baño”

  • Salones. 

-Un sillón con respaldo alto, reposabrazos, con una zona de asiento que no se hunda y una altura apropiada para sentarse y levantarse es  preferible al sofá familiar, ya que los sofás suelen ser más bajos y muchas veces tan mullidos que les costará levantarse.

-Situar una mesilla auxiliar al lado del sillón y que le resulte cómodamente accesible donde se colocará un teléfono inalámbrico (es importante que el teléfono sea inalámbrico para tenerlo cerca y evitar que se intenten levantar de forma brusca para coger una llamada), el mando de tv o su lectura favorita.

  • En la cocina:

-Colocar las encimeras a una altura cómoda, con los electrodomésticos colocados de forma que nos faciliten utilizarlos.

-Poner una cocina a ser posible vitrocerámica y con control automático de apagado en caso de no estar utilizándola.

-Revisar la instalación eléctrica, para que los enchufes no esten colocados de forma que pueda dar lugar a posibles accidentes.

-Tener mucho cuidado al mezclar productos de limpieza, ya que su combinación puede ser peligrosa.

-Colocar los armarios altos (si los hubiera) de forma alcanzable o colocando en ellos los útiles que menos se utilicen en las zonas más altas.

En el siguiente enlace encontraréis unos consejos para tener los útiles de cocina al alcance: “Consejos para organizar la cocina”.

  • En el pasillo:

-Instalar luces con sensores de movimiento que facilitan la ubicación durante la noche.

-Evitar colocar muebles con cantos o esquinas en los pasillos estrechos.

-Evitar los escalones o desniveles que puedan existir para acceder de una estancia a otra. El piso de la vivienda debe ser totalmente uniforme.

  • En el dormitorio:

-Procurar que entre la cama y el armario haya espacio suficiente de movilidad.

-Colocar un galán para tener a disposición de forma fácil la ropa a poner al día siguiente.

-Colocar una silla o un butacón amplio y cómodo.

  • Escaleras:

-Colocar pasamanos en las escaleras, ya que en muchas ocasiones las escaleras de interior no suelen tener pasamanos, algo que facilita mucho el movimiento de personas con movilidad reducida.

-Instalar una silla salvaescaleras si fuera necesario ya que son una gran ayuda para que la persona dependiente tenga facilidad para salir, así como cambiar de estancia mejorando su calidad de vida.

  • Otros detalles de comodidad:

-Tener siempre a mano y junto al teléfono una lista que nos indica cómo actuar ante una emergencia. En la siguiente entrada podéis ver como hacerlaCuidadores, actuar eficazmente ante una emergencia.

-Tener todo lo referente a las recetas, visitas médicas, etc.. archivadas siempre en el mismo sitio y de forma ordenada por si surge un imprevisto. En la siguiente entrada podéis ver como hacerla: “Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa”.

-Evitar las alfombras, al menos las que nos resulten deslizantes.

En el siguiente enlace podéis encontrar una entrada anterior para acondicionar el hogar de personas mayores con algún tipo de dependencia: Los mayores y el hogar

En el mercado hay tiendas especializadas con ayudas técnicas apropiadas para la accesibilidad en el baño, como son agarraderas para la ducha y el inodoro, sillas o taburetes de baño, etc.. que nos serán de gran utilidad para su comodidad.

bainno-adapdo

 

 

Los beneficios de los Centros de Día

Muchas veces nos encontramos con familias que son reacias a llevar a sus familiares dependientes a Centros de Día, y el motivo no es solo porque muchas personas mayores son ellas mismas las que no quieren acudir a estos centros, si no que otras veces son los propios familiares quienes dicen tener la sensación que al llevarlos a un centro de día es como hacerlos sentir abandonados, y cualquiera de los dos casos dista totalmente de la realidad.

Los Centros de Día son lugares donde se ofrece a las personas mayores un entorno saludable en todos los aspectos, donde no solamente se trabajan a diario sus funciones cognitivas para evitar un deterioro que pueda terminar el algún tipo de demencia (o para ayudarlos a sobrellevarla en el caso que ya la padezcan) si no que también encontrarán un lugar social en donde poder hablar de sus memorias con otros usuarios y así sentirse escuchados al poder compartir recuerdos y emociones con otras personas de su generación. Además de tener controlada su medicación y sus niveles por profesionales cualificados durante su estancia.

Aunque los propios familiares cuiden a su familiar dependiente en casa o contraten un cuidador externo para ello, muchas veces carecen de la profesionalidad certificada que les otorga el conocimiento de un buen trabajo cognitivo que en muchas ocasiones es conveniente que reciban a diario.

Lo mismo pasa con las residencias de mayores, conocemos muchos casos de personas altamente dependientes que son cuidadas en su propio domicilio y vemos como los Cuidadores familiares van lidiando con el Síndrome del Cuidador, o que cargan su cuidado a empleadas Internas que aunque tengan experiencia, la mayoría de las veces no tienen la profesionalidad necesaria para cuidar de una forma eficaz a personas que ya precisan unos cuidados médicos profesionales.

ancian

 

Vitaminas y suplementos para las personas mayores

Cada vez es más habitual el consumo de vitaminas o suplementos entre la población y a cualquier edad, generalmente buscamos su ayuda en momentos de cansancio que puede estar provocado por diversos factores como falta de hierro (anemia), falta de magnesio, de vitaminas B y C, y un largo etc..de nutrientes que nuestro cuerpo necesita y que debido al aumento de comidas envasadas, procesadas, altamente azucaradas y sometidas a procesos industriales, hace que pierdan por el camino muchas de sus propiedades en forma de vitaminas y nutrientes beneficiosos para nuestra salud.

Aunque como bien sabemos lo mejor es prevenir desde jóvenes y acostumbrarnos a llevar una dieta sana y equilibrada, así como practicar ejercicio de forma regular, a veces se llega a la tercera edad con alguna carencia de nutrientes que tan necesarios son en esa etapa.

A continuación vamos a ver algunas de las vitaminas y suplementos más beneficiosos para la tercera edad y que en muchas ocasiones presentan deficiencias de ellas:

-Resveratrol. Es muy popular porque su nombre está asociado como un gran antienvejecimiento debido a su gran poder antioxidante, presente en gran cantidad en la uva roja y por eso se dice lo saludable de una copa de vino tinto al día para prevenir enfermedades y achaques propios del envejecimiento. Pero además también actúa como antiflamatorio y se investiga su relación con la prevención de enfermedades como el alzheimer o parkinson.

-Calcio y Vitamina D. Desde pequeños nos inculcaban la necesidad de tomar leche para tener unos huesos y dientes fuertes, pues más en la tercera edad es necesario el consumo de estos suplementos para evitar la osteoporosis y las fracturas que pueden ser ocasionadas por la carencia que pueden producir en los huesos. Se puede tener un aporte con una alimentación diaria enriquecida en lácteos, también las sardinas o el salmón son una buena fuente, y sobre todo una exposición diaria de al menos 10 minutos a la luz solar es el mejor aporte extra de vitamina D.

-Vitaminas A y C. La vitamina A también conocida como retinol es muy beneficiosa para la vista así como para evitar procesos infecciosos, además su contenido en betacaroteno que es un gran antioxidante al igual que la vitamina C la cual además juega un gran papel para el buen fucionamiento del sistema inmunitario. Se pueden encontrar en un consumo habitual de frutas cítricas (naranjas, mandarinas, etc..), frutas de colores anaranjados y/o rojos por su aporte en betacarotenos (albaricoques, melocotones), así como zanahorias y también en verduras de hojas de color verde (espinacas, acelgas, lechuga, etc..)

-Vitaminas del grupo B. Las vitaminas del grupo B juegan un papel muy importante en el bienestar del sistema nervioso y de un buen funcionamiento cognitivo, ayudando además a prevenir estados de decaimento o de falta de energía. Se encuentran sobre todo en cereales integrales, carnes blancas, hígado, huevos y legumbres.

-Magnesio. Contribuye también a un buen funcionamiento del sistema nervioso, previene los dolores musculares y los calambres, además de contribuir a la relajación muscular y emocional, favorece el sueño y además es un gran aliado contra la hipertension. No debería faltar nunca su aporte en la dieta diaria, que podemos encontrar en cereales integrales (sobre todo la avena), frutos secos (almendras, pipas de calabaza, avellanas), espinacas y el chocolate negro (2 onzas al día y en momentos bajos nos aportará rápidos beneficios).

Estos son los principales aportes diarios que necesitan en la tercera edad para tener una salud equilibrada, aunque son muchos más el equilibrio de complementos que nuestra salud necesita a diario y a cualquier edad, pero esta lista es la que no puede faltar en la tercera edad.

desayuno saludable