Ideas y Soluciones ante el envejecimiento de la población

El envejecimiento de la población es una de las principales preocupaciones de nuestro país, y es que el rápido envejecimiento no precisa pensar en soluciones para una futuro si no para el momento actual, recientes estadísticas ya confirman que el creciente aumento de la población envejecida es un hecho, sin ir más lejos y solo en Asturias, solo un 12% de la población comprende edades entre los 15 y 30 años.

En esta entrada vamos a detallar dos posibles soluciones para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, queremos plasmar dos ideas ante las necesidades que precisa este sector, pero antes de pasar a detallarlas vamos a analizar la situación de ayudas actual.

Por nuestro trabajo conocemos de forma directa las necesidades y preocupaciones del sector de la tercera edad y por ello estamos pendientes cada día de las novedades, soluciones e ideas con las que trabajan cada día las instituciones para mejorar la calidad de vida de este sector, sin embargo, como la mayoría, notamos que se siguen dando palos de ciego y creando parches que hacen que donde se arregla uno se estropea lo otro..

Ante todo vamos a ser realistas, sobre todo ante una de las iniciativas con la que trabajan muchos ayuntamientos e instituciones sociales al querer fomentar el voluntariado. Es cierto que puede ser una idea favorable para ayudar a personas mayores que viven solas, pero seamos realistas, la idea con la que desde la silla de un despacho se pide a otros realizar tareas (trabajos) de voluntariado puede ser muy loable para el que está en la silla y recibe un salario o algún tipo de subvención por pensar soluciones, pero para quien realmente tiene que salir a la calle a realizar el trabajo no siempre resulta tan fácil, primero porque tiene que tener previamente un trabajo remunerado para poder mantenerse a sí mismo, trabajo que posiblemente le lleve 8 horas diarias, más luego atender sus propias necesidades familiares, de ahí el tiempo restante que le quede puede participar entonces sí en actividades de voluntariado, eso o tener un poder adquisitivo alto que le permita no trabajar por un salario y dedicarse a jornada completa al voluntariado, no olvidemos que estas tareas requieren una actividad diaria y continuada.  Conozco muchas personas que realizan voluntariado después de salir de su trabajo, pero lo hacen cuando buenamente pueden y sus trabajos y sus necesidades familiares se lo permiten.

La ley de dependencia, también fue otra buena propuesta para ayudar al sector de la tercera edad, decimos fue, porque en la actualidad se encuentra en un estado bastante estancado, donde nos encontramos que muchas personas que solicitan ayudas a la dependencia fallecen mientras esperan la ayuda, ya que pueden pasar desde meses hasta años hasta recibir una resolución favorable (o no). Sin embargo es cierto que la organización de servicios está bien pensada, aunque de nuevo el problema económico hace que muchas empresas de servicios que trabajan para la Ley de Dependencia terminen cerrando al no poder afrontar los costes.

Sigue siendo la Teleasistencia uno de los servicios más favorables y solicitados, creando una gran acogida y sensación de tranquilidad a sus usuarios.

*Vamos entrando en materia:

En una entrada anterior hablamos sobre el cambio social que se está produciendo en este país a consecuencia de la precariedad laboral, y es que una vez más seamos realistas, el empleo que se genera no es de calidad, vemos trabajos temporales y trabajos de media jornada que no permiten a los desempleados recibir unos salarios dignos, pero lo que es aún peor es que la realidad es que las nuevas tecnologías hacen que aparezca una nueva revolución industrial donde la mano de obra es sustituida por robots o servicios informatizados, una realidad que acecha a cualquier sector, vemos como las sucursales bancarias cierran a favor de cajeros automáticos que sustituyen puestos de trabajo de banca, vemos como en las grandes fábricas se sustituye la mano de obra humana por máquinas, incluso en el campo vemos como las explotaciones agrarias cuentan con tractores, drones y maquinaria que hacen que el agricultor incluso pueda hacer su trabajo desde el asiento de su tractor o desde su casa, ante la mirada incrédula de los abuelos que trabajaron muy duro toda su vida de sol a sol en el campo.

Esto hace que las ayudas sociales para desempleados sean una realidad, de hecho los gobiernos saben que no pueden prescindir de ellas y además tampoco lo podrán hacer en un futuro, ya que la realidad augura que han venido para quedarse, creado a su vez un conflicto social al que deberán enfrentarse y del cual comentamos en una entrada anterior “Cobrar la Ayuda Social o Trabajar“.

*Visto todo esto pasamos a detallar 2 de nuestra propuestas:

       1.Ayudas Sociales por Trabajos Sociales. Cada vez se habla más de “el efecto ayudas sociales” de hecho actualmente se está trabajando en estudios sociales para aclarar si realmente existe la posibilidad de que haya una parte de la población que se acomode a vivir de ayudas antes que a trabajar, tema que también tratamos en una entrada anterior “Motivo por el que NO compensa anteponer vivir de ayudas sociales al trabajo”. En la actualidad la mayoría de desempleados prefieren encontrar un empleo a las ayudas sociales, por ello, y mientras encuentran un empleo acorde a sus expectativas, sería interesante trabajar en Ayudas Sociales que se concederían una vez terminada la prestación de desempleo, y que no estarían vistas como una “ayuda social” si no como una retribución a un “trabajo social”.

Actualmente se conceden ayudas que pueden ser encadenadas en varios períodos de tiempo. Teniendo en cuenta que esas ayudas rondan unos 450€/mensuales y que el salario mínimo interprofesional para media jornada también ronda ese importe, entonces ¿por qué no se crean ayudas sociales retribuidas en favor de trabajos sociales? equiparando el importe de la ayuda a las horas que correspondería trabajar a diario según el salario interprofesional.

¿Os podéis imaginar a cuanta gente mayor se puede ayudar cada día con estos trabajos sociales? Tareas desde acompañamientos médicos, hacer recados, hacer la comida, limpieza o simplemente hacerles compañía y saber que hay alguien que se preocupa por su salud cada día haciéndoles olvidar un poco su soledad diaria.

Evidentemente esto conllevaría una pequeña reestructuración en el funcionamiento de los Servicios Sociales, ya que a la hora de realizar los estudios de asignación de las ayudas deberán incluir la posibilidad de adjudicar un trabajo social a cada uno de los beneficiarios, teniendo en cuenta el perfil de cada uno de ellos para poder desempeñar una u otra tarea. Por ello el papel de recursos humanos también tendrá una labor fundamental. Por otro lado, también se debería crear una conexión entre el departamento de ayudas sociales a desempleados con el departamento de ayudas a la dependencia e incluso una conexión con los servicios médicos de barrio para que puedan solicitar un servicio de trabajo social para algún paciente que estimen pueda necesitar ayuda para sus actividades de la ayuda diaria.

Sea como fuere, esta pequeña reestructuración del servicio supondrá siempre un menor coste que el que supondrá el futuro incremento de asignación de ayudas sociales.       

        2.Creación de nuevos perfiles de empleo. Hace poco conocimos una comunidad de vecinos donde la mayoría de las 12 viviendas de ese portal estaban habitadas por una sola persona y mayores en general de los 80 años, solo 3 de esas viviendas estaban formadas por matrimonios con hijos de edad escolar. Pues en esa comunidad de vecinos, alguien hizo la propuesta de contratar entre todos a una de las mujeres que pertenecía a una de las familias más jóvenes y que estaba en búsqueda de empleo. Y así lo hicieron resultando un gran éxito, entre todos establecieron un horario de 8 horas diarias a jornada partida, y ella se ocupa de tareas de recados, trámites, acompañamientos médicos, cocina, organiza pequeñas reuniones de ocio por las tardes (a modo de terapia de estimulación cognitiva) en casa de alguno de ellos, etc…

La idea nos pareció muy buena, viene a ser una “especie” de cohousing o ‘viviendas compartidas’ pero 100% en su propia casa. En este caso cada uno de los vecinos que conforman las viviendas de personas mayores que viven solas aportan una cuota mensual para los gastos de salario de la vecina que se ocupa de ellos. Hay que decir que en este caso concreto la trabajadora se dio de alta como autónomo por voluntad propia, pero puede ser una iniciativa que puede dar pie a un nuevo perfil de empleo, siendo las propias Administraciones de Fincas, quienes creen uno o varios puestos para cubrir algunas de las comunidades que gestionan, siendo los gastos del empleado cubierto por cuotas mensuales que los propios usuarios que se beneficien de este servicio aportarían a la Administración de Fincas.

Sobre este punto hay más perfiles de empleo que se pueden crear, así como el modo de gestión de estos trabajadores, pero se extendería demasiado esta entrada y la ampliaremos en una entrada posterior.

Hasta aquí dos de nuestras ideas para afrontar el envejecimiento, sería estupendo que toda la gente que tuviera alguna idea para afrontar esa soledad de la tercera edad diera ideas y propuestas para que las instituciones puedan trabajar en ellas. Por desgracia el envejecimiento de la población crece a pasos agigantados y cuando nos llegue nuestra Tercera Edad a todos nos gustaría tener una tranquilidad respecto a nuestras actividades de la vida diaria que muchos de nuestros mayores de hoy no tienen.

 

 

 

 

 

 

Remedios Caseros para prevenir el Parkinson

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que de momento todavía no tiene cura, pero sin embargo las investigaciones no dan pistas que nos confirman que se puede prevenir, además si la enfermedad se detecta a tiempo los tratamientos para tratarla y que no avance parecen ser bastante positivos.

Es difícil detectar el parkinson ya que muchas personas lo asociamos directamente con temblor en las manos, sin embargo no siempre el temblor es uno de los síntomas y se puede manifestar con otros síntomas no motores (como la depresión o incluso la pérdida de olfato) que solo con pruebas médicas se pueden diagnosticar. Además la mayoría asociamos el parkinson a personas mayores, y aunque sí es cierto ya que alrededor del 70% de enfermos de Parkinson tiene más de 65 años, cada vez es más frecuente que esta enfermedad se desarrolle en personas mucho más jóvenes.

Sin embargo, tal y como se comenta al principio, las investigaciones concluyen unas pautas que nos ayudan a prevenir el Parkinson y que vemos a continuación:

  • Alimentación:

-Alimentos ricos en Antioxidantes. Sus propiedades combaten el proceso de oxidación y frenan el desarrollo de la enfermedad. Los encontraremos sobre todo en frutos rojos, frutos del bosque, brócoli, frutas y verduras en general, té verde.

-Habas. Ayudan a absorber de forma natural la levodopa, sustancia que se utiliza en los tratamientos de parkinson y ayuda a la liberación de dopamina (que aporta sensación de bienestar).

-Coenzima Q10. Es una enzima natural y muy importante en nuestro organismo, que sin embargo en los pacientes de parkinson presenta cantidades muy bajas. Lo podemos aportar mediante suplementos y también en la alimentación lo encontramos en vísceras (hígado, etc..), espinacas, carnes rojas, pescado azul.

-Gingko Biloba. Mejora la circulación sanguínea y la oxigenación del cerebro, gracias también a su gran cantidad de antioxidantes.

  • Físicos:

-Ejercicio Físico. Hacer ejercicio es sin duda el gran remedio natural para mantenernos saludables en todos los aspectos, pero hay dos modalidades especialmente favorables para prevenir el parkinson que son el Yoga y el Taichi, el motivo es que son ejercicios que se centran el el equilibrio, la concentración, la respiración (oxigenación) y estiramientos musculares que favorecen la flexibilidad.

-Masajes. Son excelentes para prevenir ya que favorecen la relajación muscular y mental.

Todos estos remedios nos ayudarán a prevenir y también para calmar los síntomas, pero un diagnóstico médico es fundamental ya que conocer la enfermedad a tiempo ayuda a que el tratamiento médico sea altamente efectivo.

 

 

Cobrar la Ayuda Social o trabajar

Hoy quiero plasmar en una entrada del blog la gran frustración e impotencia que siento casi a diario por la dificultad para encontrar trabajadores “que quieran trabajar asegurados”; muchas veces pensé en escribir sobre esto porque nos empieza a parecer muy preocupante, pero si al final no lo hacía es porque entiendo la dificultad que está pasando mucha gente desempleada a causa de la crisis y sé que “hablar abiertamente sobre este tema” puede ser bastante polémico dependiendo que parte lo lea.

Pero cuando te encuentras casi a diario llamando a desempleados para ofrecerles un puesto de trabajo y te encuentras que en casi el 60% de las llamadas están de acuerdo en todo en cuanto a las características y condiciones del trabajo, pero….cuando se llega a la parte “más el seguro social”, ahí vienen las desmotivaciones; lo más curioso es que aún estando al otro lado de la línea telefónica muchas veces no tienen reparo ni en decir “ah no con seguro no, que tengo una ayuda social y no quiero perderla, así trabajo unas horas y con la ayuda social saco más” “¿lo entiendes verdad?”, oh sí, cómo no, claro que lo entiendo…al igual que entiendo que cada mes a nosotros en lugar de ingresarnos en la cuenta 400 o 600€ de ayuda social, nos viene un cargo de 300€ de cuota de autónomo, el IVA, y todos esos gastos que ya conocen quienes deciden “autoemplearse” para poder trabajar, pues cuando te dicen eso sientes como un jarro de agua fría por encima y hasta te llegas a preguntar ¿estaré perdiendo el tiempo? ¿merece la pena? ¿y si en lugar de perder mi tiempo, mi paciencia, mi salud y mi dinero en buscar trabajo para otros hago lo mismo? No, esa no es la solución, aumentaría la rueda de la economía sumergida y el peligro de la hucha de pensiones.

Lo curioso es que a diario llegan muchas personas a dejar su CV, pero aunque parezca increíble en la mitad de los casos te encuentras con este “problema” ¿está fallando algo en este país? ¿realmente tenemos que echar la culpa al Gobierno o será que nosotros mismos hemos caído en la tentación? Respuestas como “que no me asegure y el importe del seguro que me lo pague a mí en lugar de a la Seguridad Social” parece que se están convirtiendo en una triste ¿tendencia?

Entiendo que el sector en el que trabajo, orientado al empleo doméstico y ayuda a domicilio, siempre tuvo el handicap de ser un sector relacionado con la economía sumergida, pero desde que en 2012 se reguló el sector, lo más habitual es que las familias quieran asegurar a los empleados de hogar. Esto aumenta aún más nuestra frustración porque en las intermediaciones de búsqueda de empleo perdemos mucho tiempo explicando y concienciando a los empleadores que no tienen claro asegurarles para que lo hagan.

Muchas veces hablo con gente que trabaja en empresas del mismo sector y todas coincidimos con este mismo problema y sentimos la misma frustración e impotencia.

Intermediar en la búsqueda de empleados de este sector es más complicado de lo que pueda parecer; entendemos que los salarios pueden ser bajos pero desde 2012 están equiparados al salario mínimo interprofesional que se iguala a casi cualquier otro sector; entendemos que muchas personas mayores que necesitan contratar a alguien que les ayude en casa cotizaron muy poco y tienen una pensión baja que les dificulta pagar más salario que el mínimo interprofesional, entonces ahí nos toca intermediar para llegar a un consenso. Amén que los empleadores te impongan tramos de edad, nacionalidad, color de la piel, etc..(ese es otro tema aparte..) y cuando lo tienes todo cuadrado, al empleador concienciado para el seguro, intentas hacerle entender para que el salario sea mayor al mínimo interprofesional, para que al final te encuentres con el “no quiero seguro”….eso es un “zasca” en toda la cara.

Cuando empezamos a trabajar, todo parecía muy fácil, alguien necesita un empleado para trabajar y alguien necesita trabajo, nos regimos siempre sobre las condiciones laborales del hogar, para que los trabajadores no pierdan sus derechos recogidos en las condiciones  de empleados de hogar, sin embargo, años después, vemos como este país dio la vuelta a la tortilla..cuando antes lo difícil para los empleados domésticos y cuidadores era encontrar a una familia que les quisiera asegurar, ahora lo complicado es encontrar a un empleado de ayuda a domicilio que se quiera asegurar.

En fin, dicen que escribir lo que sientes ayuda a rebajar la frustración, en este caso ha servido un poco pero me temo que será momentáneo. Hago de nuevo incapie en que las ayudas sociales son la gran ayuda para muchas familias, que los salarios actualmente son muy bajos y para la mayoría de las familias aún trabajando los dos es difícil llegar a final de mes, que mucha gente puede sacar un extra haciendo “chollos” para sacar un extra de forma esporádica, pero buscar trabajo estable voluntariamente sin cotizar es para preocuparse..hay muchos desempleados que no consiguen trabajo estable queriendo cotizar y se encuentran con esta competencia desleal, sí competencia desleal también estando en desempleo, curioso ¿verdad?, nos da que pensar que podamos estar entrando en un futuro problema social importante.

Ayudas para eliminación barreras arquitectónicas y compra de ayudas técnicas

Con fecha 28 de marzo de 2017 se publica en el BOPA la convocatoria de Ayudas individuales a personas mayores y personas con discapacidad. Son ayudas para la eliminación de barreras arquitectónicas y compra de ayudas técnicas:

  • Importe máximo:

-Eliminación de barreras arquitectónicas en el hogar (adaptación de baño) 1.500 €.

-Prótesis dentales removibles (unidad) 750 €.

-Asiento para inodoro 100 €.

-Asiento para baño/ducha 140 €.

-Silla baño/ducha con ruedas 300 €.

-Cojín antiescaras 120 €.

-Grúa 600 €.

-Cama articulada eléctrica 580 €.

-Cama articulada manual 260 €.

-Colchón antiescaras 300 €.

-Gafas 200 €.

-Audífono 1.000 €/unidad.

  • El plazo para presentación de solicitudes es de un mes a partir del día siguiente al de la publicación de este extracto en el BOPA.

*Requisitos e Información en el enlace: BOPA 28-III-2017 : Se convocan ayudas individuales a personas mayores y personas con discapacidad.

 

Encontrar al cuidador adecuado

Cuando se necesita contratar un cuidador para atender a una persona mayor y/o dependiente, el deseo de todos es el mismo queremos al mejor cuidador, al cuidador adecuado. Pero llegado el caso, si no se establecen unas pautas a la hora de valorar cual es el cuidador apropiado, es probable que tengan que perder tiempo (y paciencia..) en realizar muchas entrevistas y sumar muchas dudas sobre a quién contratar.

Pautas para encontrar un buen cuidador:

1º. Establecer las necesidades de cuidado que serán necesarias:

  • Definir tareas, si será necesario apoyo solo para actividades de aseo, cambios posturales, ayuda para vestir, etc.. o si también tendrá que realizar tareas de limpieza y/o cocina. Esto lo hay que tener muy claro, ya que muchas trabajadoras del sector de ayuda a domicilio con una formación acorde a la atención de personas mayores, no tienen disponibilidad para realizar tareas del hogar, ya que muchas veces durante el día tienen que acudir a varios domicilios a realizar tareas propias de su profesión sociosanitaria y no de limpieza.
  • Calcular un horario de presencia necesario ¿por qué? muchas veces las empleadas se encuentran con familias que durante la entrevista les dicen que el horario “ya se verá” o no tienen claro ni por aproximación si serán 2 horas o 4 horas o si de mañana o de tarde, las empleadas tienen que tener pistas sobre el horario ya que si es un trabajo por horas seguramente necesitarán completar su jornada laboral con otros trabajos y así pueden organizarse.
  • Cuidador externo o interno, hay que tener en cuenta que los cuidadores que tienen disponibilidad para trabajar por horas o externos, no tienen disponibilidad para trabajar internos y viceversa, esto es porque los trabajadores internos suelen ser de nacionalidad extranjera que prefieren no gastar en alojamiento (esto no quiere decir que no dispongan de una o dos noches libres dentro de su descanso semanal), y por otro lado los trabajadores externos tienen su familia aquí, domicilio propio, etc..

2º.Conocer las condiciones laborales de los cuidadores:

  • En el momento de realizar la entrevista muchas familias desconocen las condiciones laborales de los cuidadores, hay que tener en cuenta que no son iguales las condiciones de un cuidador profesional a las de una empleada de hogar. Durante las entrevistas, los empleados preguntarán sobre sus horas de descanso, vacaciones, salario, etc..

3º.Salario del cuidador:

  • Otro detalle importante antes de comenzar el proceso de búsqueda, también hay que hablar claro sobre las preferencias a su vez del cuidador, una cosa está clara, el cuidador también busca una remuneración económica que le compense, más aún si hablamos de un cuidador en régimen interno, queremos aclarar este punto porque en la actualidad hay más demanda de cuidadores internos o empleadas internas que de trabajadores con disponibilidad a un trabajo interno, esto hace que la mayoría no tengan necesidad de coger un trabajo con un salario adaptado al mínimo interprofesional, ya que pronto si tienen buenas recomendaciones pueden encontrar uno pronto que les compense más, podéis resolver más dudas sobre este tema en una entrada anterior: “¿Por qué no es fácil encontrar una empleada de hogar Interna?

Y por último añadir, que muchas familias descargan en el cuidador interno o externo todo el cuidado de una persona dependiente sin pensar en los problemas físicos y psíquicos que genera el cuidado de una persona dependiente (véase: Síndrome del Cuidador), muchas veces encontramos familias con familiares dependientes encamados o con una movilidad reducida que dificulta mucho tareas de movilización de la persona cuidada, quejándose de que el cuidador no puede hacerlo solo ante lo que deberían saber que sin las ayudas técnicas apropiadas muchos cuidadores profesionales tampoco podrían hacerlo solos, por ello, es importante que valoren la necesidades de comprar o alquilar grúas, camas articuladas, sillas de ruedas, sillas de baño, y un largo etc..de ayudas diseñadas para estas tareas. Cuando uno mismo nunca realizó estas tareas puede no entender por qué otros no pueden…nada como probar solo durante 1 semana para comprender Los dolores del Cuidador.

*Podéis solicitar información sobre Las condiciones laborales “Asesoramiento personalizado

 

Los celos de la cuidadora

El título de esta entrada puede resultar chocante pero es un tema más frecuente de lo necesario y por ello merece dedicarle una entrada, ya que es una situación que resulta bastante incómoda tanto para los cuidadores como para los familiares.

Muchos psicólogos dedican artículos a comentar los celos que se pueden crear entre las madres y las cuidadoras/canguros de sus hijos, los cuales se pueden dar por el miedo de las madres a que al pasar sus hijos más tiempo con las cuidadoras que con ellas mismas, pensemos que puedan llegar a tener más apego o afecto hacia a ellas que hacia su propia madre, es esa una sensación que a muchas madres les pasa por la cabeza al pensar en contratar una cuidadora.

Pero en este caso es distinto, ya que se trata de cuidadores de personas mayores y generalmente es la cuidadora o cuidador quien aparece en el escenario del hogar de un matrimonio mayor que precisa de alguien que les ayude en las tareas de su vida diaria, donde además uno de ellos necesita apoyo para ayudar en el aseo y cuidado de su cónyuge.

Es algo tan habitual, que cuando alguien nos solicita un cuidador/a para trabajar en el hogar de un matrimonio mayor y cuando uno de ellos presenta una ligera dependencia por la cual su cónyuge necesita una ayuda externa, hemos de reconocer que por un momento nos asalta el pensamiento de “esto puede acabar como el rosario de la aurora” (y más adelante os explicamos por qué), por suerte no siempre es así, pero sí con la necesaria frecuencia como para considerar que necesita una mención para saber como resolver esta situación si se originara en tal caso en el domicilio familiar.

¿Cómo empieza todo?

Generalmente cuando alguien contrata a alguien para el apoyo en el cuidado de una persona dependiente también se le solicita la realización de las tareas del hogar, hasta aquí todo correcto, pero el problema viene  cuando se contrata a alguien en 2 tareas diferentes (apoyo en el cuidado, aseo, movilización de una persona dependiente y por otro tareas del hogar), en este caso lo recomendable es preparar un planning u organización de tareas, ya que cuando no se hace así suelen venir los problemas ¿por qué? el motivo es que si no se hace así, entonces nos podemos encontrar con el típico caso de una empleada que empieza a trabajar donde en la casa le ofrecen una abierta confianza, nos referimos al típico “deja, eso ya lo hago yo”, “no te preocupes que de cocinar se encarga mi madre”, “lo importante es que mi padre esté bien atendido”, etc..

¿Qué suele suceder en este caso?

Es bastante frecuente que las personas con alguna dependencia por edad para la realización de actividades de la vida diaria, se sientan muchas veces como una carga y no quieran molestar a los familiares, motivo por el cual suelen tener mayor comunicación con el cuidador/a durante sus horas de presencia, ya que al principio entienden que están realizando un trabajo remunerado por ayudarle, eso además hace que la persona ayudada deposite mayor confianza en el cuidador sobre todo en lo referente a sus estados anímicos o psicológicos, todos sabemos que para muchas personas que pasan problemas anímicos o personales les resulta mucho más fácil contar sus cosas a personas ajenas a su propia familia (sean psicólogos, médicos, etc..) y si además añadimos que al inicio de la relación laboral al cuidador/a se le abrió la puerta sin asignación de tareas y con una abierta confianza y con una retaíla de “no te preocupes eso ya lo hago yo”, “lo importante que mi padre esté bien atendido”, entonces el trabajador quizá se centre más en dar apoyo a la persona dependiente, y aquí se empieza a generar la boda de nieve….

Suena el teléfono y donde antes era un camino de rosas de repente se ha convertido en “un rosario de la aurora”, cuando a la cuidadora se le dijo “que lo importante es que mi padre es bien atendido”, “de la cocina ya me encargo yo”, la cuidadora entiende que lo principal es dar apoyo sociosanitario a la persona dependiente (tareas de aseo, hablar, escuchar sus problemas, etc..) y a su vez realizar las tareas que le han encomendado por error sin una asignación de tareas diarias, entonces el cónyuge a los pocos días empezará a sentir unos celos seguramente infundados cuando los culpables fuimos nosotros mismos por orientar a la cuidadora a dar más importancia al cuidado de la persona dependiente que a las tareas del hogar, llegando a un punto donde ya no hay siquiera una posibilidad de diálogo para el entendimiento o retomar la relación laboral porque el cónyuge a recopilado rápidamente una serie de detalles sobre la No limpieza del hogar a modo de excusa para que la cuidadora “no vuelva nunca más”.

Con esto lo único que se consigue es que la persona cuidada vuelva de nuevo a un estado de hastío y de soledad al no poder contar sus preocupaciones diarias así como a hablar con alguien ajeno a la familia sobre sus andaduras en la vida (algo que a las personas mayores tanto les gusta contar). Además de la incredulidad de la cuidadora al sentirse acusada por algo que para ella no tiene sentido, cuando su función era realizar el trabajo encomendado. Por todo esto la importancia de aclarar siempre las tareas a realizar, en el caso de contratar una empleada para cuidar a una persona dependiente y además realizar tareas del hogar, facilitar a la empleada un planning con la prioridades a realizar para no llevar a confusión por las tareas encomendadas.

 

Día Internacional de la Mujer en el Siglo XXI

Como cada 8 de Marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, a casi tod@s nos llegan mensajes para convocarnos a acudir a manifestaciones para unirnos a hacer una voz fuerte entre tod@s para luchar por la igualdad y los derechos de las mujeres.

Estos vídeos y mensajes que recibimos previos al 8 de Marzo, nos llevaron a darnos cuenta que aunque llevamos años luchando por la igualdad, sin embargo en pleno siglo XXI parece que en vez de conseguir un paso adelante se consigue un paso atrás, es sorprendente por ejemplo que los casos de violencia de género en vez de disminuir aumentan, solo en lo que llevamos de 2017 haciendo la suma estamos llegando casi un caso diario, además la brecha salarial parece que también aumenta, ¿entonces que se está haciendo mal?

Hablando con una buena amiga gran defensora de los derechos la mujeres y a lo que se dedica tanto laboralmente como fuera de su trabajo, llegamos a la conclusión que el problema está en nosotros mismos. Hay varios motivos para descubrir qué es lo que se está haciendo mal.

  1. Es difícil de entender que después de tantos años luchando por la igualdad y clamando por el fin de la violencia de género, todavía no se haya puesto control a la principal vía por donde se cuela la gran desigualdad de género de este país, y no es otro que el marketing publicitario. Si sabemos que la base del maltrato es psicológico ¿cómo se puede permitir que a través de “la caja tonta” sigan poniendo anuncios sexistas? estos anuncios si te paras a analizarlos suelen tener un fondo denigrante hacia la mujer, por poner un ejemplo, durante la campaña de Navidad de 2016 hubo un anuncio (el cual todavía sigue vigente) en relación a un perfume donde la única protagonista y foco de atención, era una mujer con mínima lencería y arrastrándose por el suelo dando la imagen de una gata en celo…¿el mensaje subliminal era para que lo comprara la mujer o más bien para que el hombre lo comprara a su pareja a ver si conseguía ese mismo efecto en ella..?
  2.  Otro de los pasos atrás que hay en la lucha de la igualdad, y para nosotros la más curiosa ya que trata el sector con el que trabajamos, las empleadas de hogar. Cabe destacar que la mayoría de empleadoras de empleadas de hogar son mujeres, y si no son mujeres y el contrato está a nombre de su padre o su marido, son generalmente las hijas o esposas las que llevan el mando o control de la relación laboral con la empleada de hogar, en resumen son Mujeres jefas de Mujeres. Pues nos atreveríamos a decir que si alguna de esas empleadas de hogar, pidiera dos horas libres del próximo 8 de Marzo para sumarse a alguna manifestación para luchar contra los derechos de las mujeres, sería bastante probable que en el 80% de los casos, las empleadoras se plantearan despedirlas…, es difícil entender que en pleno siglo XXI  “las propias Mujeres jefas de otras Mujeres, no respeten su derecho a pedir una mejora salarial o simplemente a aspirar a más” sin sacar a colación la posibilidad de un despido..

Y decíamos que el problema está en nosotros mismos porque hay una gran virtud que se está perdiendo con los años, una virtud que entre otros beneficios nos devolvería a todos calidad de vida, y no es otra virtud que la EMPATÍA, a la cual se dedican varias entradas que podéis ver en el enlace Empatía y empleadas de hogar

trabajodomestico23w

 

 

Mujer trabajadora y cuidadora en casa

Cada vez es más frecuente encontrar a mujeres que trabajan fuera de casa y a su vez cuidan de sus padres cuando están en casa. Y es que la nuestra es la generación de adaptación al cambio en cuanto a los cuidados de nuestros mayores, dependientes o no.

Si bien cuando la mayoría éramos niños, podíamos ver que lo habitual era que las madres eran las que se encargaban de cuidar en casa a nuestros abuelos (bien fueran sus propios padres o sus suegros). Pero claro, en aquellos años lo habitual era el perfil de mujer ama de casa, sin embargo la entrada de la mujer al mundo laboral, que en un principio fue poco a poco y sin embargo ahora es un hecho, hace que las necesidades, hábitos y modos para el cuidado de nuestros mayores están cambiando.

Otra situación que vivimos actualmente y que también suma en esta adaptación generacional al cambio al cuidado de los mayores, es el hecho que cada vez hay más personas que deciden vivir solas o casarse más tarde para así disfrutar una vida más independiente en los años más jóvenes, también hay que sumar el incremento de los divorcios, y también hay que sumar que hace años que las mujeres tienen a su primer hijo más tarde. Con todo esto es habitual encontrarse a mujeres que viven solas o no (este ejemplo también sirve para varones), que trabajan fuera de casa y que cuando llegan a casa tienen que cuidar a sus padres.

Esto lleva a un aumento de problemas de estrés y depresiones, de hecho estudios demuestran que casi un 25% de cuidadores sufren estos problemas frente a los que no son cuidadores, además ésta estadística sube hasta el 40% en cuidadores de personas con indicios de alzheimer u otras demencias, así como una mayor vulnerabilidad a problemas de hipertensión y diabetes (incrementados por el aumento de niveles hormonales que generan el estrés y desencadenan en esas patologías). Todos estos síntomas forman parte del conocido Síndrome del Cuidador.

-El primer encuentro con este nuevo estado lo encontramos cuando tenemos que tomar la decisión sobre ¿qué hacer sobre el cuidado de nuestros padres? En el siguiente enlace encontraréis respuestas a esta pregunta: “El momento de Cuidar a nuestros padres

-Si se decide cuidar nosotros mismos en casa a nuestros padres, es importante tomar unas precauciones que nos eviten caer en el Síndrome del Cuidador, en el siguiente enlace podéis encontrar más información: “Cuando somos Cuidadores

-Muchas veces se pasa tiempo valorando cuál es la mejor solución para su cuidado, en el siguiente enlace podéis encontrar unas preguntas con respuestas para valorar la decisión más adecuada: “Decidir el Cuidado para una familiar ¿en casa o en una residencia?

Lo importante es buscar tiempo para uno mismo y evitar así los tan frecuentes “Dolores del Cuidador

dj44rtdj

 

Cotización Empleadas de Hogar 2017

Se han publicado las modificaciones para el Servicio de Empleadas de Hogar establecidas para el 2017.

Básicamente las modificaciones para este sector  se refieren a los tipos de cotización que pasan a ser al 26,50%, de los cuales el 22,10% pasa a ser a cargo del empleador y el 4,40% a cargo del empleado. Para la cotización por contingencias profesionales se aplicará el 1,10% a cargo exclusivo del empleador.

También añadir que se mantiene durante el año 2017, la bonificación para la contratación de empleadas de hogar del 20%, siempre que sean contratos posteriores a enero de 2012 ( y en contrataciones superiores a 60 horas mensuales), la bonificación se amplía al 45% en el caso de familias numerosas.

TRAMOS  BASES Seguridad Social Empleadas de Hogar 2017:

TRAMO RETRIBUCIÓN MENSUAL Base Cotización Empleador 22,10% + 1,10% Trabajador 4,40% Total 23,30% + 4,40%
Entre 0 y 188,61€ 161,29 € 37,42 € 7,10 € 44,52 €
Desde 188,62€ hasta 294,60€ 266,84 € 61,91 € 11,74 € 73,65 €
Desde 294,61€ hasta 400,80€ 372,39 € 86,39 € 16,39 € 102,78 €
Desde 400,81€ hasta 506,80€ 477,96 € 110,89 € 21,03 € 131,92 €
Desde 506,81€ hasta 612,90€ 583,52 € 135,38 € 25,67 € 161,05 €
Desde 612,91€ hasta 718,20€ 689,09 € 159,87 € 30,32 € 190,19 €
Desde 718,21 € hasta 825,65€ 825,60 € 191,54 € 36,33 € 227,87 €
Desde 825,66€ en adelante 862,44 € 200,09 € 37,95 € 238,04 €

Por otro lado, el salario mínimo interprofesional pasa a ser de 655,20€ a 707,60€ mensuales (en 14 pagas anuales). Más información sobre salario empleadas de hogar 2017 (aquí).

BO4NfI

 

 

Motivo por el que No compensa anteponer vivir de Ayudas Sociales al trabajo

Estos días se aprobó una nueva Ayuda Social de 426€ para desempleados y sin límite de duración. Como viene siendo habitual de nuevo las opiniones están divididas ante la gran pregunta ¿harán las ayudas sociales que los desempleados se acomoden a ellas y las prefieran a buscar trabajo?

Mi opinión es que No será así, bien es verdad que todos conocemos casos de gente que “presume” de ingeniárselas para percibir una suma de ayudas sociales que le permite vivir muy por encima de las posibilidades de los demás, cosa que a muchos trabajadores y autónomos les hace a veces dudar si merece la pena el esfuerzo de matarse a trabajar, pero al final sabemos las consecuencias que a la larga eso conllevaría, es una trampa ¿por qué? porque la mayoría de esas Ayudas sociales NO COTIZAN A LA JUBILACIÓN, de hecho al menos a fecha 2017  solo cotizan para la jubilación la prestación por desempleo (paro) y el Subsidio para mayores de 55 años, el resto de ayudas no cotizan a la jubilación aunque sí tengan garantizada la asistencia sanitaria desde 2009.

Bien es verdad que la mayoría de las personas que perciben alguna ayuda seguro que prefieren encontrar un trabajo, así como es cierto que la precariedad salarial al igual que los contratos basura a veces de solo unos días incluso horas de duración, haga muchas veces replanteárselo. Ese es otro problema que el sistema debe analizar porque da la sensación que solo se crean parches para solventar la situación de forma inmediata y a la “acelerada”, pero se deberían estudiar mejor las soluciones junto a las consecuencias.

Por otro lado, es actualidad el riesgo de continuidad de las pensiones por la rápida caída de la conocida “hucha de las pensiones”, pero este hecho es actualidad hoy y hace 40 años, si preguntáis a vuestros padres seguro recordarán cuando allá por los 80 Alfonso Guerra preocupaba a todos con la posible pérdida de sus pensiones o también seguro habréis escuchado más de una vez eso de “los abuelos votan a -Tal o Cual- por miedo a que les quiten la pensión” ¿os suena verdad? pues aquí seguimos 40 años después, y muchos de esos abuelos incluso ayudando a sus hijos y a sus nietos con el dinero de su pensión. Así es que si no cotizamos hoy ¿qué nos espera cuando envejezcamos?

Pues lo que en realidad nos puede quitar las pensiones, es la creencia de que No vamos a llegar a cobrar la pensión cuando nos llegue la edad de jubilarnos, o trabajar en B para ahorrarse pagar el seguro social, ése hecho es una trampa que puede que hoy “regocije” a los que prefieran vivir de trabajar en B que pagarán caro a la llegada de nuestra etapa más vulnerable, la Tercera Edad.

*Todo esto que reflexionamos hoy en esta entrada, se resume muy bien en este vídeo publicado en un artículo en LNE que os recomiendo ver y leer, seguro que después de verlo nos damos cuenta de la situación. Enlace ⇒ “”Anciana con Alzheimer sin pensión tras trabajar 30 años””

aksdoirkjs3