Archivo del sitio

La Residencia Ideal ¿Cómo nos gustaría envejecer?

¿Cómo imaginas tu forma de envejecer ideal? o la pregunta también podría ser ¿qué miedos sientes al pensar en envejecer?

-Ante la primera pregunta ¿Cómo imaginas tu forma de envejecer ideal? la mayoría concluye que le gustaría envejecer en casa, de forma independiente y con su propio espacio de privacidad personal (qué menos!), casualmente esto es justo lo que la mayoría de modelos residenciales de hoy en día no ofrecen y quizás por eso es lo que la mayoría rechazamos para nosotros el día de mañana. A todos nos gustaría una habitación independiente, que no tengamos que compartir con una persona desconocida y hablando claro que si nuestras “necesidades fisiológicas” se nos escapan durante la noche no nos cause humillación a nosotros ni mal gusto al compañero/a de habitación.

-Ante la segunda pregunta ¿Qué miedos sientes al pensar en envejecer? Curiosamente la respuesta en este caso también es muy común, la soledad, pero fijaros que no se refiere a una soledad de no sentirse rodeado de gente, ya que a mucha gente le gusta esa soledad que te concede tu propio espacio, si no se refiere a esa soledad que da el miedo a que te pase algo en casa, que nadie se entere y cuando alguien se de cuenta que faltas sea demasiado tarde..

Entonces ¿cómo nos gustaría envejecer o cuál sería nuestra visión de residencia ideal?

Vamos a ponernos en antecedentes, antes de reflejar aquí un proyecto que tengo hace unos años rodando por algún cajón y que no me parece tan difícil que pueda llegar a ser una opción al envejecimiento futuro. La sociedad actual o podemos decir que la generación actual, se mueve en unos parámetros que nos indican que cuando nos toque envejecer nada tendrá que ver con los cuidados tal y como los conocemos ahora en el 2017. Muchas familias son monoparentales, hay más parejas que deciden no tener hijos, la incorporación de la mujer al trabajo ya no concibe esa imagen tan asentada en los años donde el perfil de la mujer pasaba a ser a cuidadora de sus padres mayores o de sus suegros, el futuro de las pensiones también preocupa, sobre todo esto hablaba en una entrada anterior que os recomiendo leer para poneros en antecedentes antes de conocer esta propuesta de envejecimiento ideal > “Previsión ¿Quién cuidará de nosotros cuando seamos mayores?

Como podéis ver en esa entrada, el Cohousing parece un punto interesante en el que se debería trabajar como modelo a seguir, pero teniendo en cuenta el rápido envejecimiento de la población donde vemos que en algunas comunidades incluso los fallecimientos por edad doblan a los nacimientos ¿a nadie se le ocurrió crear espacios residenciales orientados a la tercera edad? es decir un modelo de urbanizaciones orientadas a un envejecimiento positivo, claro está que debemos olvidarnos del estereotipo de comprar y vender, pensar en otra forma de ejercer este modo de explotación, aquí los constructores que están viviendo un período de crisis tienen un gran campo para innovar y no lo deberían dejar pasar, pues sí esto ya existe en España pero por alguna razón no se expande, un buen ejemplo es Trabensol, podéis ver el vídeo de su funcionamiento aquí >Trabensol, en este otro vídeo podéis ver las opiniones de los residentes de Trabensol >Documental opiniones. Visto esto ¿a que a la mayoría os gustaría envejecer así?

Muchas veces vemos anuncios de complejos de apartamentos rurales orientados inicialmente a la explotación  turística que por motivos diversos sus propietarios ponen a la venta por la “temporalidad” del turismo en muchas provincias y no se plantean darle otro giro orientado a la tercera edad o bien que algún inversor compre estas instalaciones para adecuarlas para este sector.

¿Y si se iniciara una construcción urbanizable nueva? evidentemente cuantos más servicios se ofrezcan más caro sería para el usuario el coste mensual, por ello es interesante que en este conjunto quepan todos y que los servicios extra sean opcionales, teniendo como servicio base una vivienda dentro del espacio y un servicio de recepción 24 horas.

¿Cómo se puede visualizar el proyecto?

  • Una opción interesante sería y quizás la más viable sea el modo alquiler para 1 persona sola o matrimonio, eso sí, con la esperanza que la especulación y la codicia humana no juegue con la necesidad de quienes lo necesiten y sea un precio justo acorde a la realidad. También puede ser interesante un espacio de gestión a través de un modo tipo “Hipoteca Inversa”.
  • Las viviendas tendrán una construcción totalmente adaptada, sin barreras arquitectónicas, baños y estancias adaptados, sin necesidad de muchos metros, salón-cocina y habitación con baño integrado, con una pequeña terraza para un extra de vitamina D y una relajada lectura. Algo tan simple ya dista mucho de la imagen actual que tenemos de la mayoría de estancias geriátricas actuales.
  • Una recepción 24 horas con la cual estará conectada cada una de las viviendas mediante un sistema SOS de emergencia.
  • Servicios extra, supermercado, restaurante (con posibilidad de comida a domicilio), espacio de ocio, gimnasio, sala de enfermería, etc… a gestionar bien por la misma empresa encargada por la explotación del complejo o mediante subasta adjudicatoria anual del servicio.
  • En el alquiler mensual básico pueden entrar 2 horas, de 2 días semanales de servicio de limpieza, con la posibilidad en tal caso de ampliar horas y días a un servicio extra.
  • Espacios verdes.

La idea es que cualquiera pueda acceder a estas viviendas dignas, que aun con unos ingresos de una pensión mínima se pueda permitir un alquiler que al menos cuente con el servicio de asistencia SOS 24 horas y una gestión de limpieza mínima semanal, así como un espacio de ocio donde pueda compartir e interactuar con otras personas, manteniendo a la vez su intimidad y evitando así el mayor miedo que rodea a la tercera edad, la soledad.

Hoy en día los precios residenciales parten desde los 1.200 euros mensuales y en la mayoría de los casos muchas personas mayores no se lo pueden permitir solo con su pensión. Un alquiler básico en un centro residencial adaptado para ellos, les da opción a una mejor calidad de vida y mayor tranquilidad, teniendo además la opción de utilizar otros servicios disponibles en el complejo acorde a sus posibilidades, por ello no debería haber diferencia entre un alquiler de vivienda habitual con un alquiler en una vivienda adaptada a la tercera edad. Es sin duda una visión mucho mejor que la que cada uno de nosotros conocemos detrás de muchas puertas de nuestros mismos edificios…¿sabes cuántas personas mayores solas viven en tu mismo bloque..?