Diario de Recuerdos

Realiza un diario de recuerdos para los abuelos

Las personas mayores acumulan una gran cantidad de historias y vivencias dentro de su memoria, historias de una larga vida de anécdotas, mejores y peores, vivencias que a muchos nos parecen muy duras y que olvidamos cuando les contamos a ellos nuestras penas del día a día y ellos nos apoyan sin hacernos recordar lo que “pasaron” en sus tiempos. Muchos de los abuelos de hoy vivieron las necesidades tras el paso de una guerra, muchos se criaron en zonas rurales donde las tareas del campo eran muy duras, sin maquinaria que les facilitara el día a día y donde el frío o el calor no permitían el descanso. Abuelas que siendo todavía unas niñas marchaban a servir a casas con más posibles en las ciudades, y otras que nos cuentan que se casaron por poderes.

En la mayoría de los casos sus vidas están marcadas empezando a trabajar muy jóvenes, siendo todavía niños, muchos se marcharon a trabajar a otros países donde ni siquiera conocían el idioma, ni una palabra, y aun así con esfuerzo consiguieron hacer su vida, ahorrar, dar estudios a sus hijos, etc.. y todo eso no puede quedar en el olvido.

Posiblemente si preguntas a un nieto ¿dónde nació su abuela? ¿cuál fue el primer trabajo de su abuelo? ¿cuántos hermanos tiene la abuela? Etc.., posiblemente no sabría contestar, y es una pena que toda esa vida llena de experiencias que guardan en sí las personas mayores se queden en el olvido.

Por ello en esta entrada traemos un ejercicio de estimulación cognitiva muy especial, ya que además de ser una excelente terapia de entretenimiento para las personas mayores, estará escribiendo sus memorias de una forma natural y entretenida, de este modo activará sus recuerdos y a todos nosotros y nuestras generaciones nos quedará siempre el recuerdo de ésta persona y de toda su vida.

¿Cómo hacer el Diario de Recuerdos?

Hay dos formas:

1.Realizar un Blog. Diseñándolo de modo que refleje por un ladosu biografía, y por otro lo que podemos llamar un “cuaderno de vivencias” donde irá plasmando las historias que cada día recuerde y que le gustaría reflejar en este recuerdo de su vida. Además podrán añadir fotos a cada historia o evento, por lo que puede quedar una biografía muy bonita que encantará a toda la familia. La idea del blog claro está tiene que ser para personas que tengan conocimientos previos con el manejo de ordenadores, aunque realizar un blog es muy fácil y en solo dos días se desenvolverán estupendamente en esta tarea.

2.Escribir un Diario de Recuerdos. Personalmente es la fórmula que más me gusta, ya que podrán acudir a él cada vez que una historia les venga a la mente y la podrán plasmar de su puño y letra en el papel en cualquier momento.

Lo importante es la elección del modelo de Diario donde van a escribir su historia, un modelo bonito, a ser posible con las hojas rayadas para facilitar la escritura, y donde podrán incluir fotos de familiares, lugares, eventos, etc..

*Podéis ver modelos de los diarios que nos parecen más adecuados en el enlace Diarios de Recuerdos

Lo adecuado sería seguir un orden para el inicio de éste diario, donde en la primera hoja o en la contraportada se plasmarán los datos de la persona que escribe el diario y las dos siguientes hojas a modo de resumen de su vida intentando llevar un orden cronológico desde su nacimiento hasta el momento que lo escribe, para luego ya las siguientes hojas ir plasmando su biografía tal cual vaya recordando cada día anécdotas que le gustaría plasmar en su diario para que todos recordemos.

Como veis una idea de entretenimiento muy entretenida y que perdurará en el tiempo!

 

Anuncios

¿Qué hacer para saber si un familiar tiene Alzheimer?

Ante los indicios de Alzheimer, generalmente son los familiares quienes detectan día a día conductas “extrañas” en el familiar de quien se sospecha puede tener principios de alzheimer.

Muchos hijos o familiares de personas mayores nos comentan sobre esos despistes habituales, como pueden ser: levantarse durante la noche para comer, vestirse para acudir a una cita o consulta que no existe, llamar a personas cercanas frecuentemente con el nombre de otro familiar relacionado con su infancia, pretender ir a trabajar cuando ya está jubilado, olvidar el día en el que estamos, etc..

Algunas de esas conductas “extrañas” o mejor dicho “no habituales” en el comportamiento cotidiano de ese familiar, pueden ser más bien propias de la edad o a causa de esos pequeños despistes que todos podemos padecer en algún momento concreto de nuestras vidas ¿a quién no le ha pasado dudar en que día estamos hoy?  Reconozco que muchas veces en los acompañamientos médicos que realizamos en nuestro servicio de acompañamiento a consultas, te encuentras presente en alguna prueba o test (veremos alguno más adelante en esta entrada) que realizan a algún paciente y mientras el paciente responde o desarrolla la respuesta, al pensar uno mismo mentalmente también la respuesta…bueno…que a veces nos cojen despistados!

Con esto, tengo que decir que para plasmar en un informe el diagnóstico de Alzheimer, no se pueden tener en cuenta solamente preguntas del tipo ¿qué hora es? ¿qué día es hoy? ¿cuál es el resultado de 100 – 15) etc.. muchas personas ante esas preguntas se ponen nerviosas ya por la consulta en sí, y digamos que esos nervios les hacen “no dar pie con bola” como se suele decir, por ello para detectar alzheimer u otras demencias, se suelen hacer otras pruebas determinantes que servirán de valoración para el diagnóstico, y así recetar un tratamiento apropiado que en casos poco concisos sería bastante inapropiado.

¿Qué hacer para saber si un familiar tiene alzheimer?

Muchas familias se encuentran con el inconveniente de que no saben como llevar al familiar de quien sospechan tiene alzheimer al médico, y esto es lo más habitual del mundo! Las personas con principios de alzheimer no van a reconocer la enfermedad en sí mismos, y por lo tanto si se encuentran bien no entenderán porqué nuestra insistencia que les queremos acompañar al médico, y amén que les digas que es porque sospechas que tiene alzheimer!

-Pasos a seguir:

-En estos casos si es un familiar directo, lo mejor es solicitar nosotros mismos una consulta médica a su médico de cabecera y acudir sin el familiar, allí ponerle en antecedentes al médico de nuestra sospecha para así concertar una consulta médica ahora sí con el familiar y que así el médico valore mediante las pruebas oportunas la necesidad de derivarlo a otros especialistas médicos que le hagan un diagnóstico conciso.

-Una vez realizada esa consulta y avisado el médico de cabecera , el siguiente paso es comunicar al familiar que debería hacer una revisión médica por supervisión de medicación, o por alguna consulta ordinaria, así durante la visita el médico ya puesto en antecedentes aprovechará para hacerle alguna pregunta habitual en los diferentes test para detectar alzheimer que le dé indicios de la necesidad o no de solicitar otras pruebas médicas de diagnóstico.

-Las pruebas habituales son un escáner, analítica y también una consulta con neurología o medicina interna donde procederán a realizar algunas preguntas y pruebas determinantes para detectar alzheimer, estas pruebas suelen estar recogidas en unos test desarrollados para este diagnóstico, y los más habituales son:

El test de Pfeiffer

El test de MoCa

El test de los 7 minutos

(podéis ver los tres test mencionados enlazando directamente a ellos desde la páginas de hvn.es, catch-on.org y villaneuropsicología.com).

Es importante que en la consulta dejéis al familiar responder él sólo a las preguntas sin mostrar ningún tipo de gesto para no causarle preocupación o situación incómoda.

También es importante comentar con el profesional que realiza la prueba las actividades diarias no habituales que notamos que el familiar viene realizando últimamente.

Detectar si un familiar tiene alzheimer no es tan simple con deducir solamente porque tenga despistes de día y hora.

 

Cinco actividades sencillas que ayudan a prevenir el Alzheimer

El Alzheimer está considerado como una de las enfermedades del siglo XXI y cada año aumenta considerablemente el porcentaje de personas que lo padecen.

Se sabe que prevenir es el mejor tratamiento para la mayoría de enfermedades, y por ello en esta entrada vamos a repasar estas 5 actividades sencillas que podemos realizar a diario y nos ayudarán a prevenir el alzheimer, basadas principalmente en la estimulación cognitiva y la alimentación.

1.Salir cada día a comprar el pan o el periódico cambiando el recorrido. Es una forma estupenda de mantenerse activo y obligarse a salir de casa, de este modo se activará de forma sencilla la vida social, ya que simplemente el hecho de cruzar unas palabras a diario con nuestro tendero habitual y saludar a personas conocidas que nos encontramos en el camino, nos animará el día. También es importante procurar cambiar cada día el recorrido para así estimular nuestros sentidos al cambiar cada día la visión de escaparates, parques diferentes, etc.., y si cada día vamos un poco allá y caminamos un poco más mejor que mejor, con esta simple tarea de salir a comprar el pan además haremos ejercicio y estimularemos los sentidos, sentiremos el sol, la brisa, la lluvia, el viento, los diferentes olores, la vista, etc..

2.Escribir un blog. Es una de las actividades más entretenidas, todos tenemos algún hobbie de lo más diversos (cocina, música, punto, aviación, historia, lecturas recomendadas, etc…) hay infinidad de temas sobre los que podemos escribir, incluso escribir tu propia vida por capítulos ¿por qué no?,  y además tampoco hay que ser un experto para poder escribirlo, con unos pequeños conocimientos informáticos y contando con la ayuda de algún familiar o amigo que te orienten para crearlo (incluso tú mismo puedes encontrar información en internet para crearlo (en este enlace puede ver cómo), verás que es muy fácil coger el tranquillo. También puedes preguntar en centros sociales o telecentros de tu ciudad donde seguro te pueden orientar a algún curso o ellos mismos te pueden ayudar a crearlo.

3.Juegos de estimulación cognitiva. Practicar juegos como el parchís o el ajedrez es una buena forma de ejercitar la concentración, además de compartir momentos con otras personas. Pero también hay juegos de estimulación cognitiva para jugar en solitario en cualquier momento, podéis ver algunos en el siguiente enlace → Juegos de estimulación cognitiva.

4.Alimentación que previene el Alzheimer. Hay muchos estudios que indican que muchos alimentos como los antioxidantes, aceite de coco, etc.. ayudan de forma significativa a prevenir el alzheimer y no deberían faltar en nuestra cocina, los podéis ver en el siguiente enlace →Alimentos contra el Alzheimer.

5.Hacer ejercicio físico. Realizar ejercicio físico es muy importante para oxigenarnos y mantener nuestra salud cerebral, sobre todo si es al aire libre, simplemente un paseo diario, sin prisas, disfrutando de los que nos rodea (podéis seguir esta táctica), nos llenará de energía y bienestar. Y ya no digamos bailar, todavía mejor!. Pero si por problemas de movilidad es más difícil salir de casa, también hay ejercicios para hacer en casa de forma sencilla → Ver ejercicios.

Como veis son 5 actividades diarias que ayudan a las personas mayores a evitar el alzheimer y otras enfermedades relacionadas con el deterioro cognitivo.

 

La deshumanización de los bancos con las personas mayores

La “deshumanización” de los bancos para con las personas mayores es un tema que seguramente no ha pasado desapercibido para la mayoría de vosotros, y es que ¿quién no se ha encontrado en los últimos años en la cola de un cajero ante una espera “interminable” para que una persona mayor termine de realizar una gestión en un cajero automático? también seguramente la cansada espera no os ha hecho increpar a la persona mayor si no que vuestras protestas irán mentalmente dirigidas a la sucursal bancaria por el nulo trato personal, frío e injusto hacia las personas mayores.

¿Dónde ha quedado ese trato cordial que recibía un cliente cuando llegaba a realizar una gestión a su sucursal bancaria? ¿Por qué esa fría o nula atención a las personas mayores cuando éstas han colaborado durante toda su vida al crecimiento y afianzamiento de las entidades bancarias?

Las personas mayores han sido quienes durante años, con sus ingresos y ahorros confiados a diferentes entidades bancarias, y éstas hayan podido “jugar” a invertir sus “dineros, los de ellos” en operaciones bancarias que les aportaron grandes beneficios a los bancos, de los cuales sus clientes no han sido merecidamente partícipes (sin mencionar las famosas preferentes), sin embargo a cambio, ahora llegada su jubilación y cuando sus capacidades cognitivas se debilitan por los achaques propios de la edad, esas entidades bancarias en las que confiaron les dan la espalda.

Les obligan a gestionar sus ahorros a través de una “máquina” que ni les escucha ni les da respuesta, que si tienen problemas de visión les obliga a tramitar a la aventura su gestión bancaria y como se equivoquen el estado de nerviosismo que les genera es inevitable. Además está el agobio que les crea pensar que hay gente detrás esperando a que terminen, o lo que es aún peor, verse en la necesidad de sentirse ayudados por otras personas desconocidas que esperan en la cola y que pueden pensar que más que ayudar les puedan perjudicar haciéndose con su contraseña o cualquier otro intento de timo.

Muchas veces habréis sentido la impotencia al ver a una persona mayor dirigirse a una ventanilla de la sucursal para ser atendido personalmente después de sentirse “vencida” por el cajero automático y ver como finalmente les hacen la gestión a través de una persona de carne y hueso a cambio de una comisión de no menos de 2 euros ¿es ese el precio que tienen que pagar por haber confiado tantos años en esa sucursal confiándoles sus ahorros para que ese banco creciera y en muchas casos devolviéndoles el favor con casos como las preferentes?

Es cierto que la tecnología y las máquinas están llegando a una velocidad abrumadora ¿pero qué precio tendremos que pagar? ¿deshumanización? ¿pérdida de puestos de trabajo?

 

Relación entre el Alzheimer y la Sensibilidad al Gluten

Se dice que la enfermedad de Alzheimer será la principal enfermedad del siglo XXI, pero sin embargo cada vez más expertos, neurólogos y otros especialistas, evidencian estudios científicos que indican que la enfermedad del siglo XXI será la Sensibilidad No Celíaca al Gluten o SNCG. Y qué casualidad que la sensibilidad al gluten está siendo investigada como una posible causa de Alzheimer.

Hay que aclarar que la Sensibilidad al Gluten no tiene que ver con ser Celíaco, la mayoría de las personas que sufren SNCG no dan positivo en resultados de celiaquia y por ello siguen comiendo alimentos con gluten con normalidad, a la vez que siguen recorriendo consultas médicas y especialistas médicos en busca de respuestas a sus síntomas y malestar, siendo casi siempre diagnosticados con tratamientos de ansiedad.

Los síntomas que suelen presentar quienes tienen Sensibilidad al Gluten tienen alguna similitud con los celíacos como puede ser la “hinchazón abdominal”, pesadez de estómago y dolor de articulaciones. Otros síntomas habituales de SNCG son sensación de “neblina mental”, entumecimiento, cansancio extremo, fatiga crónica, debilidad muscular, pitidos en los oídos o acúfenos, inflamación, urticaria, etc..

Investigaciones indican que la SNCG puede estar como base en otras enfermedades como Fibromialgia, Depresión, Alzheimer, Parkinson, SIFO, etc..

Pero ¿es tan malo el gluten como lo pintan? el problema con el gluten principalmente no es que cereales como por ejemplo el trigo sean malos, uno de los problemas principales es el tratamiento químico que se les da a estos cereales para su consumo final, como los transgénicos que son modificados genéticamente para aumentar su cantidad de gluten, ya que el gluten en panadería tiene la función de que el pan o la repostería salga mejor, más esponjoso y dure más tiempo. Además los transgénicos se producen más rápida y fácilmente ya que también vienen tratados químicamente para evitar plagas de los cultivos…y eso nos lo comemos..

Con ello ¿entonces el pan es malo? el pan en sí no tiene porqué ser malo o mejor dicho era bueno, y lo podría seguir siendo, el problema es la harina y el tratamiento químico para su elaboración, por ello cada vez más gente hace su propio pan sin levaduras artificiales, con masa madre y con cereales de cultivo ecológico.

Hay otra cosa más, los intolerantes al gluten pueden serlo también a otros cereales “sin” gluten, como es el caso del maíz, el cual es uno de los mayores cereales con cultivo transgénico.

Entonces ¿qué relación tiene la Sensibilidad al Gluten con la enfermedad de Alzheimer? investigaciones como las del neurólogo Dr. Agatston (ver aquí) indican que el gluten afecta al sistema inmunológico favoreciendo la inflamación.

Otros estudios indican además que la glidina presente en cereales con gluten puede originar una respuesta inflamatoria a nivel cerebral a causa de citocinas, relacionado a las enfermedades de Alzheimer y Parkinson (ver aquí).

El Dr.Mercola también apunta en sus publicaciones la creciente relación entre la sensibilidad al gluten y la enfermedad de Alzheimer (ver aquí).

Y ¿si la Sensibilidad al gluten no sale en las pruebas habituales de Digestivo como sé si tengo SNCG? Generalmente el médico suele pedir pruebas de heces para hacer el diagnostico, hasta hace poco era muy difícil que un médico de cabecera se parara a tratar esta sensibilidad cuando las pruebas de digestivo presentaba una NO celiaquía, pero ahora ya es más habitual que las pidan ante el crecimiento de ésta sensibilidad en la población.

Para ampliar información sobre SNCG recomiendo ver este vídeo del Dr.Carlos Isasi, reumatólogo en el Hospital universitario Puerta del Hierro de Madrid

 

El lado oscuro de la Dependencia

Desde hace unos años cada vez es más frecuente encontrarse noticias referentes a personas mayores que fallecen solas en sus domicilios y muchas veces sin que nadie se entere hasta días después. Se está volviendo algo tan frecuente que incluso ya está dejando de ser noticia por lo habitual que está llegando a ser, una mala noticia sin duda que reclama una Ley de Dependencia en firme ya!

Y es que en los últimos años la forma de “cuidar” ha cambiado, veníamos generaciones y generaciones atrás donde los abuelos y las personas mayores eran cuidadas por sus propios hijos o familiares, las familias no eran monoparentales, la mayoría de los domicilios familiares se componían de los abuelos, los padres y los nietos, a los abuelos dependientes los solían cuidar las mujeres de la casa, ya fueran esposas, hijas o nueras, era casi como algo habitual, casi que no había dudas que el rol familiar era ese. Sin embargo desde los años 70 en adelante con la migración de los hijos hacia las grandes ciudades para trabajar en las industrias que se iban creando en ellas, así como la incorporación de la mujer al trabajo, hizo que las personas mayores se quedaran solas en los pueblos, en su domicilio habitual, mientras sus hijos iban creando sus familias en las grandes ciudades, ahora compuestas de padres e hijos, con las visitas oportunas durante los fines de semana a la casa de los abuelos.

Sobre este cambio generacional comentaba en una entrada anterior → Previsión ¿Quién cuidará de nosotros cuando seamos mayores?

El caso es que no solo esa noticia sobre que cada vez más personas fallecen solas en sus domicilios está siendo habitual, si no que en los últimos meses empiezan a darse cada vez más casos de matrimonios mayores con algún tipo de dependencia, que bien por acuerdo o por lo que podría ser desesperación ante el propio miedo a esa dependencia, a la soledad, a la impotencia, a la falta de recursos, etc..deciden acabar con sus propias vidas. Una noticia que han decidido encajar como “violencia de género” cuando mi opinión y la de la mayoría de las personas que trabajan en servicios sociales orientados a la tercera edad, saben que esta etiqueta de violencia de género para estos casos hay que cogerla con pinzas, ya que hay mucha desesperación y angustia detrás de estos casos. Solamente en Asturias en un mismo mes hubo dos casos de matrimonios fallecidos por este motivo, en uno de los casos el Ayuntamiento convocó una manifestación el mismo día condenando el caso como violencia de género, cuando en la opinión de la mayoría creemos que deberían haber apoyado a la familia y no preparar una manifestación de violencia de género al lado de su casa para empeorar aun mas su dolor…

El Gobierno debería trabajar más en una Ley de Dependencia eficaz y trabajar en dar soluciones a esta forma de envejecer que nos aviene… Trabajar por una dependencia digna y por mejorar la calidad de vida de los ancianos, por que si no este tipo de noticias cada vez más frecuentes al igual que los mayores que fallecen solos (y como muchos sabéis no siempre por muerte natural…) dejarán de ser noticia porque pueden llegar a ser algo habitual…trabajar en ello.

 

Prepara tu Casa Wellness para envejecer

Cada día se habla más de las Casas Wellness como prototipo de vivienda ideal, y es que este tipo de casas combinan la eficiencia energética con la salud, la armonía, el bienestar, la comodidad..¿y quién no se apunta?

Pasamos gran parte de nuestras vidas en nuestra casa y una de nuestras frases más contundentes es “qué ganas de llegar a casa”, pues ahora lo será de forma todavía más contundente!

Y no por desear llegar a casa es por buscar la soledad, al contrario, las casas Wellness serán un lugar perfecto para invitar amigos y pasar momentos muy agradables en compañía, pero además para las personas que no soportan estar solas también encontrarán en ellas un lugar perfecto para aprender a estar consigo mismo, para disfrutar de la paz de leer un libro o de escuchar música a solas, disfrutando solamente del momento, simplemente por el placer de disfrutarlo.

Hasta hace poco la tendencia de hogar apuntaba a la “decoración Hygge” la cual ofrece una atmósfera hogareña a través de una decoración con colores suaves y claros al más puro estilo nórdico, sin estridencias de colores, tejidos cálidos en las telas, plantas que nos envuelvan en un hogar vivo y muebles de madera natural, buscando siempre la armonía al llegar a casa.

Pues las Casas Wellness van más allá, combinando la decoración Hygge con la eficiencia energética y sobre todo la Salud, para ello en su construcción se utilizan materiales eficientes y que no sean tóxicos, respetuosos con el medio ambiente, utilizando siempre materiales que no perjudiquen nuestra salud.

  • Cualidades de una Casa Wellness

Se combinan aspectos como el Feng Shui para buscar la armonía de las formas, de los colores que mejor se adaptan a nuestro bienestar. Juega un papel muy importante la iluminación, buscando que las estancias se asemejen lo más posible a la luz natural y al atardecer en las últimas horas de la tarde, esto conseguirá armonizar nuestro reloj biológico. Muebles de madera o de elementos naturales que inviten al recogimiento. Se evita el exceso de muebles o de objetos decorativos innecesarios.

Se huye del desorden creando un modo de orden efectivo y práctico, el plan de Marie Kondo para ordenar nuestra casa en una gran ayuda, podéis ver muchos de sus vídeos que os ayudarán en este aspecto.

Se busca lo práctico y la comodidad, la domótica cobra importancia (sin límites y hasta donde te puedas permitir) facilitando el día a día, se tendrán en cuenta detalles en los materiales como suelos antideslizantes en el baño y en otras estancias o dar prioridad a las duchas en lugar de bañeras, siempre optando por modelos que inviten al relax, mediante chorros y sensaciones que nos hagan recordar un spa (en casa!).

En definitiva busca una estancia de pureza, armonía y relajación, pero sobre todo que cuando entres por la puerta sientas HOGAR, CONFORT. Un hogar en el que quieras envejecer, donde las personas mayores se sientan cómodas y sobre todo saludables.

  • Consejos para convertir tu casa en Wellness

-Muebles fuera. Por si estabas pensando que cambiar a tu casa Wellness es caro, ya ves que al contrario, en tu casa seguramente hay más cosas que sobran que las que faltan. ¿Conoces el libro “Dan-Sha-Ri, ordena tu vida” de Hideko Yamashita? en él nos enseña que la mayoría tenemos la casa llena de cosas innecesarias, a veces podemos tener objetos de decoración de viajes que sí queremos que estén ahí, pero la mayoría de objetos son cosas que ya no nos aportan nada, y según vamos liberando espacio más armonía vamos creando en nuestro interior. Muchas veces un salón con dos sofás, una mesilla, una televisión, y una gran estantería para acompañarnos de el equilibrio que nos aportan los libros, es más que suficiente.

-Colores claros en tejidos y muebles. Buscar colores claros combinados para que nos aporten pureza y serenidad, muebles de madera natural delicadamente combinados con tonos blancos.

-Rincones vivos y saludables. Encontrar un lugar en la casa donde dé la luz del sol para crear en él un rincón de lectura o donde podamos recostarnos a escuchar nuestra música preferida mientras tomamos vitamina D, rodeados de plantas que nos acerquen a los beneficios de la naturaleza. Plantas que nos motivarán al precisar de nuestro cuidado y nos regalarán sus flores y su crecimiento.

-Iluminación natural. Procura poner ventanales grandes y huye de las cortinas en la medida de lo posible. Si tu casa es interior, instala óculos o puntos de luz que imiten la luz natural.

-Pensando en el futuro. Coloca una ducha cómoda para entrar y salir en lugar de una bañera con accesorios y chorros de ducha que hagan la función de un spa, y si tenemos espacio para tener una bañera jacuzzi en casa pues mejor que mejor, el baño si lo tienes que reformar intenta darle un aspecto adaptado sin barreras arquitectónicas no es cómodo solo para personas dependientes, para todos es mucho más cómodo.

-Sin obstáculos. Quita alfombras o sustitúyelas por otras antideslizantes y fáciles de limpiar. Procura que los muebles sean de cantos redondeados sin incómodas esquinas.

Y recuerda cuantos menos objetos innecesarios tengamos por las estancias más fácil nos resultará limpiar y más tiempo tendremos para relajarnos.

 

Habla la voz de la experiencia con 80 años

“El mundo visto a los 80” seguro que muchos ya conocéis este título y por supuesto a Emilio Ortega el escritor de puño y letra de este libro en el cual está reflejada toda su vida transcurrida en estos últimos 80 años, una vida que podía ser la biografía de muchos abuelos, de muchas de esas personas mayores que cada día vemos sentados en un banco simplemente observando lo cotidiano, con mucho que contar en su interior, con toda una vida llena de recuerdos, buenos y malos, anécdotas, muchas cosas que nos sorprenderían a quienes pasamos junto a ellos mientras las prisas nos llevan corriendo a nuestros trabajos, a nuestro mundo de estrés, ese estrés del siglo XXI que paradójicamente no conoció las penurias que a muchos dejó la posguerra ni conocieron las facilidades que sin embargo tenemos hoy con las nuevas tecnologías o con algo tan simple como un coche, una lavadora o un frigorífico (por poner unos simples ejemplos…) y sin embargo nos come el estrés, mientras ellos que tanto vieron y sufrieron ahí están viéndonos correr en nuestro mundo alrevés.

“El mundo visto a los 80” me encantó por dos cosas:

1. Me fascinó que alguien con 82 años consiguiera publicar un libro, sobre todo porque a quienes nos encanta la lectura sabemos que hay muchas historias maravillosas que no consiguen llegar a una editorial, no porque no sean maravillosas si no porque no tienen “apellido” o no tienen el suficiente dinero para llegar donde se merecen.

Además siempre dicen que en nuestra vida hay dos cosas que todos deberíamos hacer, una es “plantar un árbol” (algo que todos en algún momento de nuestra vida logramos hacer) y otra es “escribir un libro” algo que poder podemos pero lo difícil y más importante es conseguir publicarlo, y ésto último es lo que consiguió Emilio Ortega y además con tal éxito que rápidamente se agotaron todos los ejemplares publicados.

2. Conocer la historia y vida de una persona de 82 años, a muchos nos pasa cuando pasamos delante de una persona mayor sentada en un banco inmersa en sus pensamientos ¿qué piensan? ¿qué historias, qué vivencias hay dentro de esa persona? ¿cómo ven la vida 80 años después? ¿qué es lo que sí o no volverían hacer?

La historia de Emilio como comentaba puede ser la vida de cualquier persona mayor cercana a nosotros, familiares, vecinos, gente mayor que vemos habitualmente cada día. Una vida marcada por la posguerra, por familiares que dejaron su vida durante la guerra, del hambre, de las batallas para salir adelante, de toda esa gente que tuvo que dejar atrás su tierra para conseguir una vida mejor.

En el libro no solo cuenta como transcurrió su vida, sino que además nos cuenta reflexiones de la vida, reflexiones que solo la experiencia puede mostrarnos, además contado por alguien que no tiene conocimientos previos de escritura, simplemente empezó a escribir como mejor supo plasmar en cada hoja, en cada papel, impregnando en cada una de ellas la humildad de tan entrañable persona, tal y como podéis leer en los primeros párrafos de su libro:

“Hoy, ya cumplidos los 80, he decidido comenzar este libro. No creo tener ningún talento de escritor. Tampoco he estudiado filosofía, psicología, sociología, historia o ciencias políticas. Soy un hombre ‘normal y corriente’, un individuo de la tercera edad”

Si queréis ver más información o comprar el libro “El mundo visto a los 80”

 

¿Nos acordamos de vivir o debemos apuntarlo en la agenda para recordarlo?

Es curioso pero después de vivir media vida con prisas, rascando tiempo al día para conseguir dedicar las 8 horas recomendadas para dormir, que paradójicamente ese esfuerzo mental para conseguir entrar en la cama a esa hora que te permite levantarte al día siguiente al son del despertador tras 7 u 8 horas de sueño “como un reloj”…y justamente “esa obligación” auto impuesta es lo que nos produce insomnio…

Cada día me planteo un poco más esa necesidad de frenar, te das cuenta que al final esas prisas que te mete la sociedad te restan vida y no por los años cumplidos o porque cada día es un día menos de tu vida..si no porque esa disciplina del YA o si no te despiden…al final te mata de todos modos…

Y dirás…sí claro, como si fuera tan fácil…a ver ahora si dejo mi trabajo, si rompo con mi vida ¿qué hago? porque oye, hay que cotizar…Este fragmento de conversación sale de forma habitual con amigos, compañeros, reuniones coloquiales, conversaciones que desembocan en momentos de “ocio” sin prisa, cada vez más frecuente noto que de repente me veo dentro de este tipo de conversaciones, como un deja-vu, hasta que me he dado cuenta, pero si al final nos pasa a todos lo mismo! ¿pero por qué? Creo que los de la generación de +40 estamos viviendo en una generación nueva que no existía, tenemos la información, mucha información y ahora tenemos que casarla porque sabemos que tenemos una vida y pasamos por aquí para disfrutar de lo que el Universo (o llamalo como quieras) ha puesto aquí para nuestro bienestar y para hacer que mientras estemos aquí disfrutemos del camino.

Todo esto viene a un estudio que dice que las personas mayores son más felices, muchos pensarán que eso es un poco dudoso al pensar que ya no les quedan tantos años de vida como a los que tienen toda una vida por delante, pero las explicaciones que se sacan de ese motivo de felicidad, es que con los años aprendes a darle importancia a lo que de verdad merece la pena, a saber administrar nuestra vida de modo que las prioridades cambian, siempre respetando y sin dejar de lado las “obligaciones” para con la sociedad y pensando en nuestra jubilación, pero siempre dejando más espacio a no olvidarnos de vivir la vida, a no olvidarnos de nosotros mismos y de disfrutar de algún momento durante el día para encontrarse consigo mismo.

 

Ayudas Técnicas que Ayudan al Cuidador

Los cuidadores de personas dependientes y sobre todo cuando tienen a su cuidado a un enfermo de alzheimer u otras demencias, suelen presentar estados de ansiedad y estrés así como otros problemas físicos tal y como vimos en una entrada anterior → Los dolores del Cuidador.

Por ello, para facilitar el cuidado, existen Ayudas Técnicas que les ayudarán a prevenir esas situaciones de estrés así como problemas físicos, y sobre ellas os vamos a hablar en esta entrada.

1. Ayudas para el Descanso del Cuidador

Los Cuidadores familiares de personas con alzheimer, frecuentemente tienen problemas de sueño, ya que los enfermos con demencias pueden tener noches que interrumpen su sueño, ésto no tiene por que ser algo diario, pero es un motivo que hace que el cuidador genere una especie de “duermevela” habitual por miedo a que la persona se levante en la noche y no escucharlo, eso hace que se cree una rutina de un sueño intermitente e inconstante generado por la preocupación “por si acaso”, y para estos casos están muy bien “Los Sensores de Movimiento”.

*Los Sensores de Movimiento lo que hacen es detectar si la persona se levanta al “detectar” su presencia en un radio de unos 30 metros (dependiendo del tipo de sensor) y éste emitirá una señal acústica o luminosa que se puede graduar en volumen y además pueden apagarse con un mando a distancia que puede traer consigo el cuidador.

Ver Modelos de Sensores de Movimiento

-Un timbre inalámbrico también resultará de gran utilidad sobre todo para cuidadores de personas encamadas o en silla de ruedas. Se coloca el timbre junto a la cama o cerca de la persona cuidado y el receptor lo puede llevar el cuidador consigo en la casa, así cuando la persona cuidada necesita ayuda solo tiene que avisar con el timbre Ver modelo Timbre Inalámbrico

2. Ayudas para la Seguridad del Cuidado y del Cuidador en casa

Una de las preocupaciones más frecuentes del cuidador es referente a los posibles incendios que se puedan producir en el hogar debido a pequeños descuidos, por ejemplo en personas con indicios de alzheimer es frecuente que pongan algo al fuego y se olviden que lo han puesto, algo que puede desembocar en incidentes mayores.

Para evitarlo son interesantes los Detectores de Humos, incluso hay modelos que se pueden programar para cuando el Cuidador sale a hacer compras o está fuera del domicilio, así como para personas con principios de alzheimer o pérdidas frecuentes de memoria que viven solas.

Uno de estos modelos programables es el Detector de Humos y Monóxido de Carbono “Nest Protect” que se utiliza conectado a una app móvil lo que hace realmente efectiva su seguridad, ya que si hay un incendio y la persona que vive en el domicilio se encuentra atrapada y no puede llamar o actuar de forma rápida, éste detector contactará automáticamente con el familiar o persona a quien esté conectado el detector. Muy fácil de instalar tanto el aparato como la app en nuestro móvil, fácil funcionamiento y efectividad Ver detector de humos y Monóxido de Carbono

Un modelo más sencillo pero también eficiente es el detector de humos X-Sense, su funcionamiento en este caso emitirá una alarma de hasta 85 db en caso de detectar humo o calor en el domicilio, de gran utilidad si la persona está durmiendo o en otra estancia al ser avisado por la alarma. Este tipo de sensores tienen una fácil instalación aunque se aconseja no instalarlos demasiado cerca de la cocina ya que el vapor de cocinado de los alimentos podría activarlos de forma innecesaria Ver detector de humos X-Sense

3. Ayudas de Seguridad, Teleasistencia sin Cuotas

La Teleasistencia con botón de seguridad es uno de los métodos más efectivos ante posibles caídas o pequeños accidentes en casa ya que con solo pulsar un botón que la persona portadora llevará consigo a modo pulsera o collar, se avisará automáticamente a los números programados y asignados en el terminal. A diferencia de la Teleasistencia convencional (también recomendable y que conecta directamente con los servicios de emergencia), en este caso no habrá que pagar cuotas mensuales por el servicio de Teleasistencia, solamente se paga la cuota fija contratada de forma habitual con la compañía de telefonía. Los números de marcación corresponderán a familiares o cuidadores asignados al programarlo Ver modelo Teleasistencia sin Cuotas

4. Ayudas de Seguridad Fuera de casa

Muchas personas con principios de alzheimer o pérdidas de memoria tienen por costumbre salir a pasear y los cuidadores deben procurar tener un control de su ubicación para evitar posibles pérdidas provocadas por desorientación. Un buen aliado es un Reloj Localizador mediante GPS, que se programa con el móvil del cuidador para controlar mediante geolocalización del portador del reloj, además cuenta con botones SOS de emergencia desde donde podrán contactar con el cuidador o persona/as asignadas programadas en el aparato Ver modelo Reloj Localizador

5. Guías de Apoyo para Cuidadores de personas con Alzheimer

Los cuidadores de personas necesitan organizar su vida para que su función de cuidador no repercuta inadecuadamente en su propia salud y para que tampoco afecte negativamente a su propia vida personal. Existen en el mercado Guías de apoyo donde encontrarán pautas para entender los comportamientos propios de las personas a las que cuidan, así como estrategias para manejar esas situaciones, así podemos encontrar dos libros muy interesantes para cuidadores:

Podéis encontrar más información para Cuidadores en → Especial Cuidadores Blog